"Me horroriza acudir a Fitur"

  • "Debe ser para los profesionales y no un chute de chovinismo para políticos"

Comentarios 4

A menos de dos semanas de que se celebre en Madrid una nueva edición de la Feria Internacional de Turismo (Fitur) de Madrid, el presidente de la Diputación de Cádiz y del Patronato Provincial de Turismo reconoce que cada vez le gusta menos el rumbo que ha seguido esta iniciativa, concebida para vender la imagen de los principales destinos turísticos.

"Lo confieso: cada año que pasa me horroriza más ir a Fitur", se sinceró ayer Francisco González Cabaña en el desayuno informativo celebrado en DiariodeCádiz. A su juicio, los protagonistas en esta Feria de Turismo "deben ser los profesionales del sector" y, sin embargo, se ha convertido en un "chute de chovinismo político" en el que, opina, cada dirigente público sólo busca muchas veces vender la imagen de su ciudad o de su pueblo por encima de otras del entorno e, incluso, vender su gestión o su imagen personal.

Tras adelantar que este año sólo estará una jornada en Fitur, para la celebración del Día de la Provincia, Cabaña también reflexionó sobre el interés de algunos municipios, algunos de ellos de la provincia, por acudir a esta Feria de Turismo con stand propio y separados de los que patrocinan la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía y el Patronato Provincial de Turismo, organismo este último que agrupa a la Diputación, las mancomunidades y los 44 ayuntamientos gaditanos.

Al respecto, Cabaña entiende que la marca que hay que vender en Fitur "es sólo una, que es Andalucía" y que bajo ese paraguas "cada uno puede vender lo que quiera en materia turística". Algunos escalones por abajo estarían una serie de submarcas, entre las que se encontraría la de Cádiz, según su modo de entender los objetivos de esta campaña publicitaria que se celebrará en Madrid a finales de este mes de enero. Fuera de esta marca y sus submarcas "no tiene sentido alguno ir por otro lado; eso supone sólo duplicar los esfuerzos y buscar exclusivamente un protagonismo político".

Aunque se muestra satisfecho por el desarrollo que ha vivido y vive el sector turístico de la provincia de Cádiz, Francisco González Cabaña reconoce que en las últimas décadas ha habido errores en el planteamiento de los que hoy son los principales núcleos turísticos de la provincia. "El desarrollo ha sido demasiado heterogéneo porque se ha ido a base de impulsos localistas", reflexiona Cabaña, quien entiende que la falta de estabilidad política en algunos ayuntamientos ha tenido buena culpa de ello, poniendo como ejemplo negativo el caso de El Puerto de Santa María y como modelo a seguir el de Novo Sancti Petri, en Chiclana.

La falta de comunicaciones terrestres, que ahora se ha corregido algo, también ha influido en la tardanza de algunas ciudades en convertirse en enclaves turísticos de primera pese a reunir a priori cualidades para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios