La fachada del Carmen cambiará su aspecto habitual tras la restauración

  • La comunidad de carmelitas y los técnicos de la obra definen los nuevos colores que lucirán en el exterior del templo y el convento · El frente de la iglesia estará concluido a mediados de este mes

Comentarios 3

20.000

Cuando los andamios desaparezcan del exterior de la iglesia del Carmen, el aspecto será bien diferente al habitual. El templo está siendo sometido a unas acciones de rehabilitación y de restauración cuya labor más visible será la restauración de las tres fachadas (la principal, en la Alameda, la de Bendición de Dios y la de Carmen). Y los nuevos colores que han determinado la comunidad de carmelitas y los técnicos encargados de la obra - financiada por el Ayuntamiento - no serán los mismos que antes.

En primer lugar, el prior de los carmelitas, Francisco Víctor López, ha explicado que la pintura exterior diferenciará lo que es el templo (Alameda y parte de Bendición de Dios) de la sacristía y convento (el resto de Bendición de Dios y la parte trasera por la calle Carmen).

Así, la fachada principal y parte de la de Bendición de Dios llevarán los dos cuerpos superiores de color blanco. El cuerpo primero, de piedra, se pintará en un color ocre o rojizo con las líneas de separación de las piedras de color amarillento o albero. Las columnas y pilastras, por su parte, serán tras la restauración de color salmón anaranjado, incluyendo elementos decorativos en algunas zonas.

Por su parte, para el resto del exterior del Carmen se barajan actualmente dos posibilidades. La primera es que sean de color blanco, incluyendo en la fachada de Bendición de Dios y en la de la calle Carmen unas catas grandes que muestren cuál era el color original. La otra opción, si fuera viable, sería devolver en la totalidad de estas fachadas los colores que lucían en el siglo XVIII (que sería amarillento en la calle Bendición de Dios y rojo en la calle Carmen, según precisa el prior).

Al margen de todo esto, la actuación incluye también la restauración de los diferentes elementos decorativos. Así, Francisco Víctor López comenta que se han desmontado y reparado las barandas de las espadañas y las cruces, que serán de color negro. De igual forma, se ha procedido a completar los azulejos que rodeaban al reloj de la fachada principal, algunos de los cuales se habían desprendido.

Los últimos elementos sobre los que se actuará serán los balcones de madera, que también tendrán que ser restaurados.

De toda esta importante rehabilitación está a punto de culminar la primera fase, que concierne al tramo de fachada actualmente cubierto por andamios (la principal y una pequeña parte de la de Bendición de Dios). Según las previsiones que manejan los técnicos de la obra, sería en la primera quincena de este mes de mayo cuando la fachada principal pudiera lucir su nueva imagen, completamente restaurada. A renglón seguido daría comienzo la intervención en la siguiente zona determinada en el proyecto.

Para completar la recuperación del exterior de la iglesia del Carmen, el prior de la comunidad ha mostrado su interés en poder restaurar las campanas, actualmente en desuso. Según explica Francisco Víctor López, el presupuesto que se ha solicitado para tal intervención asciende hasta los 20.000 euros, una cantidad con la que además de restaurar las campanas (badajos, elementos de sujeción,...) se procedería también a implantar un sistema de toque eléctrico. Hasta ahora, para poder tocar las campanas era preciso subir a la azotea del templo y accionar el mecanismo de forma manual, una práctica muy poco común en estos tiempos que además no se puede hacer actualmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios