Un ejemplo de la arquitectónica racionalista andaluza que lleva sin uso desde hace 35 años

  • El Olivillo fue proyectado en 1937 por Antonio Sánchez Esteve y finalizado en 1941

Unos paneles con una recreación de cómo quedará el nuevo Centro de Transferencia Empresarial El Olivillo presidía la carpa instalada para que el vicepresidente de la Junta y el rector de la UCA se dirigieran a los presentes.

Proyectado en 1937 por el prestigioso arquitecto Antonio Sánchez Esteve, la construcción del edificio finalizó en el año 1941. De indudable valor patrimonial, está incluido en el Catálogo del Patrimonio Histórico Andaluz con un nivel de protección 3 y es considerado un ejemplo de arquitectura racionalista en Andalucía. Ayer todos los implicados en este proyecto destacaron que se va a respetar la fachada del Olivillo, muy reconocible por todos los ciudadanos.

Propiedad de la Junta de Andalucía, fue cedido a la Universidad de Cádiz en 1998 por 50 años. Un informe técnico lo declaró en ruina técnica en 2014. De hecho cada metro de su estructura está apuntalado, lo que ayer hizo imposible que pudiera visitarse.

Ocupa una parcela de 1.551 metros cuadrados, con 4.150 metros cuadrados construidos y distribuidos en sótano y cinco plantas. El Centro de Transferencia Empresarial albergará Servicios de apoyo y asesoramiento para la innovación y desarrollo territorial (asesoría legal en innovación para empresas, consultoría en I+D+i, gestión de proyectos de innovación y asesoramiento tecnológico, Oficina de Proyectos Europeos, Oficina de Transferencia de Resultados de la Investigación -OTRI-, Oficina de Prácticas de Empresas y Empleo, así como las cátedras externas UCA); Servicios de transferencia e innovación para las empresas o Servicios de apoyo a los emprendedores, entre otros servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios