Cádiz

Cinco dudas del caso Tesis

Comentarios 2

1 A dónde fueron los 42.000 euros

Sigue sin estar claro para qué se utilizaron los 42.000 euros que salieron de Aguas de Cádiz sin fiscalización alguna más allá de las facturas y de los recibos. En un principio parece que se otorgan para un estudio, que existe físicamente pero que nunca se registró en Aguas de Cádiz y que su autor dice que lo entregó cuatro años después de iniciarse los pagos. Sin embargo, en estos días ha resultado que esa cantidad contribuyó a la organización de unas jornadas, que se realizaron y están documentadas, pero en las que el nombre de Aguas de Cádiz no aparece por ningún lado ni nadie en la empresa municipal sabe cuánto costaron.

2 La utilidad

Aunque unas veces paga Aguas de Cádiz y otras Fundación Aguas de Cádiz no queda claro cuál es la función de lo que parece más una donación que una subvención o un contrato externo de servicios, ya que si es para jornadas, no se sabe cuál es el beneficio que le reporta a la empresa, que ni siquiera proyecta imagen, y si es para un informe, al no haber estado nunca en sus manos, a la empresa no le sirvió para mejorar en aquellos aspectos que pudiera detallar dicho informe, transformado en "memoria" y "auditoría", dos términos que no habían aparecido anteriormente.

3 Una tesis exprés

Ignacio Romaní ha defendido que él elaboró su tesis en su integridad. Según los plazos de los que han informado, el proyecto de tesis arrancó en 2012 (no se especifica mes) y se defendió a lo largo de 2013. Para todo el mundillo universitario esto supone haber conseguido poner en pie un trabajo investigador en un tiempo record.

4 La composición del tribunal

Un miembro de la comisión del Doctorado votó en contra del tribunal propuesto por Carlos Guillén para la evaluación de la tesis de Ignacio Romaní por contar con algunos doctores que no estaban relacionados con la materia, pese a ello, el tribunal fue aceptado. Los cinco componentes eran personas cercanas a Guillén e incluso dos de ellos empresarios a los que él había dirigido sus tesis. El voto contrario a este tribunal ponía en duda la imparcialidad del tribunal. En 2011 (no afectaba a la tesis de Romaní) los miembros de los tribunales se redujeron a tres y hay un mayor control en su selección.

5 Una máquina de dirigir tesis

Carlos Guillén asegura que hay catedráticos que en España han dirigido más tesis que él, pero en la UCA nadie sabe mencionar a alguien que en esta universidad haya logrado llevar adelante 56 tesis y, en algún momento, más de diez a la vez. Ignacio Romaní le escogió cuando era presidente de Aguas de Cádiz y, al parecer, pagaba sus jornadas. Desde 2013, la Universidad de Cádiz no permite a sus profesores estar dirigiendo más de seis tesis doctorales al mismo tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios