Teófila Martínez. Alcaldesa de Cádiz

"En 2004 dije que no nos íbamos a parar y al final los otros son los que se han parado"

  • A nueve meses de las elecciones, siguen sin ponerse en marcha proyectos de gran calado social y económico

Comentarios 87

El próximo mes de mayo varios cientos de jóvenes gaditanos podrán votar por primera vez en unas elecciones municipales. Una buena parte de ellos lo hará con un único referente político al frente de la Alcaldía durante toda su vida: la popular Teófila Martínez, que en 2015 cumplirá 20 años al frente del Gobierno local. Si revalida las mayorías absolutas que ha ido consiguiendo cada cuatro años desde entonces, estará a poco más de un año de ser la regidora que más tiempo ha estado en este puesto desde la fundación de Cádiz, superando los 21 años de José León de Carranza (aunque éste nunca tuvo que pasar por las urnas).

Más allá de este carácter estadístico e histórico, las próximas elecciones municipales plantean una serie de incógnitas a responder en nueve meses: ¿Logrará Teófila Martínez su sexta mayoría absoluta? ¿Habrá desgaste de concejales en el equipo de gobierno, como pasó en 2011, o por el contrario recuperará etapas más brillantes? ¿Recuperará la izquierda los votos que han ido a la abstención en los últimos años, especialmente el PSOE que sigue sin levantar cabeza? ¿Habrá lista de Podemos y cómo podría afectar ésta a los votos progresistas?, especialmente cuando esta formación en Cádiz esta controlada por Izquierda Anticapitalista (que en 2011 logró un millar de votos). ¿Serán estos los últimos comicios a los que se presente Teófila Martínez como cabeza de lista del PP? Y si es así: ¿estará en su lista de 2015 quien le sustituya en las elecciones de 2019?

En la mañana del pasado jueves Teófila Martínez mantuvo una larga conversación con este Diario, a modo de inicio de un curso político que se presenta especialmente interesante (por lo pronto, en septiembre se cerrarán acuerdos de colaboración con la Junta que bien pueden considerarse históricas para Cádiz teniendo en cuenta las malas relaciones casi históricas entre ambas administraciones). Hablamos del paro, incapaz de bajar en la ciudad; de la crisis de los Servicios Sociales, con denuncias contra varias concejales de su equipo; de los numerosos proyectos pendientes de ejecutar y de los que ya han salido adelante. De la deuda bancaria y de la Plataforma Logística. Otras cuestiones quedaron pendientes por cuestión de tiempo. Eso sí, Teófila Martínez da largas a la hora de hablar de la preparación de las municipales de 2015. "No es el momento", dice.

Este mandato que ahora termina ha sido también el de la celebración del Bicentenario de la Constitución de 1812. Parece que fue hace ya tiempo y sin embargo apenas han transcurrido dos años desde su conclusión. "Hubo un trabajo muy intenso previamente, lo que puede parecer que fue hace mucho. Y hubo un gran trabajo por parte de la ciudad, que fue la que tiró de la celebración con sus recursos". ¿Y qué queda de todo ello?, le pregunto.

"La verdad es que hemos hecho un esfuerzo importantísimo para rentabilizar los espacios que se recuperaron como centros culturales (desde entonces se han desarrollado 22 exposiciones) a la vez que también hemos mantenido las relaciones con Iberoamérica. Nuestro objetivo es que todo lo emprendido de cara al Doce sea rentable. Esta idea está íntimamente unida a nuestro proyecto de la Plataforma Logística, como uno de los elementos dinámicos de referencia no solo para Cádiz sino para el conjunto de la Bahía y la propia provincia", indica la alcaldesa.

Puestas las bases para este ambicioso proyecto, lo cierto es que en estos últimos tres años no se ha logrado avanzar en proyectos dinamizadores en clave local y de gran importancia que dependen de otras administraciones, fundamentalmente la Junta de Andalucía: Hospital Regional, Ciudad de la Justicia, Tiempo Libre, el Museo de Cádiz o el Teatro Romano; aunque también los hay de Diputación, como Valcárcel; del Estado, como el Castillo de San Sebastián o buena parte de la operación plaza de Sevilla; o del mismo Ayuntamiento, como el Portillo o el Teatro Pemán. En su mayoría fueron operaciones que perdieron la oportunidad de salir adelante en los tiempos de mayor bonanza económica. El convenio que se anuncia para el próximo mes de septiembre con la administración regional debería de aclarar el futuro de algunas de estas operaciones e incluso ponerles fecha en su desarrollo.

Junto a ello, Teófila Martínez menciona un amplio listado de otros 'elementos dinamizadores' de menor calado pero que en manos del Ayuntamiento "nos permiten contar con nuevos recursos, como la reforma del Mercado, la apertura de zonas verdes, aparcamientos, el centro Fenicio o proyectos ejecutándose como la reforma de Santa Bárbara o la urbanización del cementerio. Junto a ellos, en estos meses actuaremos en el firme de la avenida de Juan Carlos I y en 33 calles más, a la vez que urbanizaremos los patios interiores en la barriada de La Paz; seguiremos con la reforma del paseo de circunvalación del casco antiguo y arreglando numerosas calles. Estamos trabajando en el proyecto de los Depósitos de Tabacos para conseguir fondos europeos e introduciremos mejoras en calles como Algeciras y Gibraltar y en la avenida de la Ilustración a la espera de la reordenación del polígono exterior de la Zona Franca". Un amplio listado en el que incluye la recuperación de zonas amuralladas en San Carlos, Santa Elena y San Roque.

"Dije en 2004 que no nos íbamos a parar, y los que al final se han parado han sido los otros. Sé que es muy fácil quejarse contra el Ayuntamiento, pero hasta ahora la izquierda nunca me ha reclamado que vaya a la Junta de Andalucía para exigir las obras del Hospital, o las de la Ciudad de la Justicia. Nuestro trabajo es de una constancia, de un esfuerzo y de un compromiso que sería difícil de entender porque el resultado del mismo por lo que respecta a la creación de empleo aún no está a la vista. Pero estamos dando los pasos para conseguir un modelo de ciudad con futuro, y que nos ha costado mucho".

"La izquierda tuvo 16 años (de gobierno) y no hicieron nada en este sentido. En cuanto a equipamientos, cuando llegué apenas se había rehabilitado el Teatro Falla (aunque quedó fuera la insonorización y el aire acondicionado) y el Centro del Palillero y apenas el 20% del Palacio de Congresos, mientras la restauración de Santa Catalina no impedía la entrada de la humedad. Eso es lo que yo me encontré. Desde entonces hemos trabajado en un modelo de ciudad, con el que se puede estar de acuerdo o no, para situarla en buena posición de cara a su futuro más inmediato. Y ello nos ha supuesto también un esfuerzo económico porque, a diferencia que en otras ciudades, hemos tenido que comprar patrimonio para sacar adelante nuevo equipamientos".

La cuestión es si se puede mantener esta política con un endeudamiento tan elevado como el que soporta el Ayuntamiento de Cádiz, y que ya supera los 200 millones de euros. Martínez, sin embargo, considera que el delicado estado de las arcas municipales "no incide para nada" en la ejecución de estos proyectos, agregando que "tenemos deuda al igual que todas los ayuntamientos. Pero nosotros tenemos capacidad presupuestaria para ir aminorando la deuda año tras año, por lo que estamos en mejores condiciones que municipios que crecieron con el boom urbanístico. Sí nos incidió de forma muy negativa los recortes de la etapa de Rodríguez Zapatero, cuando dejamos de ingresar 45 millones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios