arte | la gaditana se formará con ve neill, ganadora de tres oscarjulia sánchez merino. maquilladora

El cuerpo como lienzo

  • La joven gaditana, especializada en maquillaje corporal y residente en Londres, gana una prestigiosa beca para desplazarse a Los Ángeles

Julia Sánchez Merino (Cádiz, 1992) hace magia en los cuerpos. En verdad, hace arte porque para ella el cuerpo es un lienzo en el que elaborar sus creaciones. Esta maquilladora gaditana que reside ahora en Londres ha sido ganadora de la beca de Ve Neill, una prestigiosa artista de maquillaje americana ganadora de tres Oscar, dos de ellos en películas de Tim Burton, y maquilladora de todas las entregas de la saga Piratas del Caribe. El trabajo de la joven Julia -alumna de La Inmaculada, Cortadura, la Escuela de Arte de Cádiz y la Facultad de Bellas Artes de Sevilla- se ve recompensado así con esta beca que le llevará a Los Ángeles y que le permitirá perfeccionarse y, quién sabe, si labrarse un prometedor futuro en el mundo del maquillaje cinematográfico.

-En 2012, con 20 años, se produjo un punto de inflexión en su carrera con un taller de pintura corporal. ¿Qué supuso aquello, qué descubrió?

Con esta beca, todo el esfuerzo de mudarme a otro país lejos de mi familia ha merecido la pena"Me encantaría trabajar con artistas del sector cinematográfico tras la experiencia en Los Ángeles"

-Siempre me había atraído el cuerpo en todas sus formas y representaciones, y durante mis primeros años de carrera investigué distintas maneras de tratarlo en mi obra. Tratando de desarrollar esta idea, se me ocurrió que en vez de representar el cuerpo en un lienzo podría usar éste como tal. Así empecé a investigar con nuevos materiales y productos con los que pudiera trabajar directamente sobre la piel. En 2012 el dos veces ganador mundial del World Bodypainting Festival vino a Madrid a dar un workshop y decidí asistir. Ver su trabajo en directo y conocer nuevas técnicas me abrió los ojos y pensé que el maquillaje era la disciplina artística en la que quería volcar mi trabajo de ahí en adelante.

- ¿Por qué se trasladó a Londres?

- Después de terminar mi carrera de Bellas Artes, decidí que quería formarme en maquillaje de efectos especiales, así que comencé a buscar cursos por toda Europa. Encontré una carrera llamada Hair, makeup and prosthetics for performance que ofertaba la Universidad de las Artes de Londres, la cual está considerada de las mejores de Europa. Aunque actualmente me encuentro terminando el último año de dicha carrera, todo el proceso de inscripción no fue tarea fácil. Debido al prestigio que tiene esta Universidad la competencia es muy grande a la hora de solicitar una plaza (en mi año, más de 1.000 personas compitieron por unas 30 plazas). Por ello, en 2014 decidí mudarme a Cambridge para mejorar mi inglés y buscar trabajo al mismo tiempo que intentaba mejorar mi portfolio para prepararme para este proceso de selección. En 2015, tras ser seleccionada, me mudé a Londres para comenzar mis estudios.

- ¿Se ve recompensado todo su esfuerzo formativo con la beca que acaba de ganar para ir a Los Ángeles?

-Totalmente. Antes de decidir mudarme a Inglaterra para estudiar allí, mi sueño había sido estudiar en la Cinema Makeup School de Los Ángeles, ya que Ve Neill y otros muchos profesionales del sector impartían clases allí. Sin embargo, el elevado precio de los cursos de dicha escuela suponía un verdadero hándicap. Debido a esto, me olvidé de poder estudiar allí, pero ahora que de verdad voy a poder vivir esa experiencia, pienso que todo el esfuerzo de mudarme a otro país lejos de mi familia y trabajar duro para conseguir mis objetivos ha merecido la pena.

-¿Será otro punto de inflexión en su carrera? ¿Se abre una puerta cinematográfica o el horizonte es más amplio?

-¡Eso espero! Me encantaría poder volver de la experiencia en Cinema Makeup School con las pilas cargadas y trabajar para grandes artistas del sector. Previamente he tenido la oportunidad de hacer prácticas junto a artistas como Mark Coulier (ganador de dos Oscar) o Neill Gorton aquí en Londres, así que desearía que gracias a esta beca me sea posible poder trabajar en sus equipos en un futuro no muy lejano.

-¿Cuál es la inspiración de su arte, del maquillaje corporal?

- Nunca he perdido los referentes artísticos que tenía cuando estudiaba Bellas Artes. Creo que haberme formado en este ámbito me hace siempre volver a observar a pintores o escultores para buscar inspiración. Por otro lado, el trabajo de Joel Harlow, Ve Neill, o españoles como David Martí, Montse Ribé u Óscar del Monte me hace querer seguir formándome e investigando y perseguir mi sueño.

-Porque hasta ahora, ¿para qué tipo de empresas trabaja?

-Ahora mismo compagino la Universidad con un trabajo de maquilladora a tiempo parcial para una marca de la firma L' Òreal llamada 'NYX professional makeup'.

Además, intento hacer trabajos de freelance cuando se me brinda la ocasión, así como hacer prácticas en estudios de efectos especiales con artistas a los que admiro como mencioné anteriormente.

-Imparte también talleres de pintura corporal, como el que ofreció en Cádiz. ¿Cómo es el panorama de este tipo de arte en España? La impresión es que andamos aún en pañales en este asunto, ¿es así?

-Tuve la oportunidad de impartir un taller de dos días en el ECCO en Cádiz, el cual tuvo muy buena acogida y me di cuenta de que había más gente interesada de la que pensaba.

Además, la escuela/marca de maquillaje Graftobian en Barcelona confió en mí el pasado octubre para dar un curso de dos días. En abril tengo la oportunidad de trabajar de nuevo junto a Graftobian, estaré impartiendo cursos de maquillaje en Madrid y Barcelona.

Creo que el panorama en España está creciendo ya que la gente está empezando a descubrir este tipo de arte, pienso que gracias en parte a las redes sociales. Sin embargo, creo que no se valora lo suficiente debido al desconocimiento del gran trabajo y esfuerzo que requiere sacar un trabajo de maquillaje a delante.

-¿Qué espera del futuro? ¿Pasa Cádiz por ese futuro?

-De momento mi vida está en Londres y fuera de España, pero nunca descarto volver si se me brinda la ocasión, y por supuesto si tengo la oportunidad de trabajar en Cádiz no dudaría en hacerlo.

Aunque me haya tenido que ir de Cádiz para lograr mis metas profesionales, sigo estando muy ligada a mi tierra, por ello cada vez que puedo, me escapo para pasar unos días aquí y disfrutar de mi familia y amigos. Además, en cierta manera, necesito volver a mi ciudad, no sólo para disfrutar de ella, sino para empaparme de todo el color, la alegría y carnaval que aquí se respira, el cual creo que ha influido, de una manera u otra, en mi forma de entender el arte y el maquillaje

-¿Hay en Cádiz alguna actividad en la que se pueda aplicar empresarialmente su trabajo? Pienso en el Carnaval, sin ir más lejos.

-Creo que principalmente en el Carnaval. En los últimos años se le ha empezado a dar mucha importancia a todo lo visual, desde los forillos y decorados, pasando por el vestuario y por supuesto el maquillaje. Todo está muy cuidado y se persigue cada vez más que la estética de todo lo que rodea la agrupación sea de gran calidad y que acompañe a la idea del autor. Creo que el maquillaje cumple una función clave en todo esto, ya que brinda infinidad de oportunidades para expresar lo que se quiere. Hoy en día, Cádiz cuenta con varios equipos de maquillaje que están abriendo camino a que empiece a valorarse esta disciplina tanto como a las demás que forman parte de esta fiesta.

Julia Sánchez Merino, durante su curso en el ECCO de Cádiz. En la otra página, algunas de sus creaciones que aparecen en su web.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios