Un cortejo más seguro

  • La Cena imparte a los responsables de su cortejo un taller sobre primeros auxilios para el Domingo de Ramos

Los responsables del cortejo de La Cena atienden las explicaciones sobre primeros auxilios. Los responsables del cortejo de La Cena atienden las explicaciones sobre primeros auxilios.

Los responsables del cortejo de La Cena atienden las explicaciones sobre primeros auxilios. / jesús marín

Más vale prevenir. Salir a la calle un tanto más seguros o con mayor preparación. La hermandad de La Cena ha querido este año que los responsables de su cortejo, aquellos hermanos que tengan a su cargo otros hermanos el Domingo de Ramos en la calle, reciban algunas nociones básicas sobre primeros auxilios, con el objetivo de poder atender en primera instancia cualquier incidente que pueda ocurrir durante la estación de penitencia.

Con este motivo, la junta de gobierno convocó en la casa de hermandad a los fiscales, diputados de tramo, canastos, pertiguero del cuerpo de acólitos y capataces para recibir unas nociones sobre primeros auxilios que impartió el enfermero Sergio Moreno.

Somos responsables de mucha gente y ante cualquier inconveniente debemos saber actuar"

"Somos responsables de mucha gente, mayoritariamente niños; y a veces en Semana Santa cuesta trabajo que lleguen los servicios médicos porque hay mucho público en las calles por donde discurren las cofradías. Por eso hemos querido impartir este taller, para que ante cualquier pequeño inconveniente sepamos resolverlo", explica Pilar Rivero, miembro de la junta de gobierno de esta corporación y sanitaria de profesión. El taller ha servido para dar a los responsables del cortejo unas nociones básicas, "pequeños trucos" de cómo atender incidencias médicas en un primer momento.

"Siempre ocurre algo: una bajada de azúcar, un desmayo, problemas de tensión, una torcedura de tobillo, mareos...", comenta Pilar Rivero, que señala además que el Domingo de Ramos suele ser un día bastante caluroso, por lo que este tipo de incidentes son bastante habituales. "Afortunadamente son pequeñas cosas, nada grave. Pero como siempre decimos los que trabajamos en esta profesión, todo lo que sea prevenir es bueno", considera.

Las explicaciones aportadas por Sergio Moreno se han acompañado además de un pequeño tríptico en el que se recoge buena parte de la información, "para que los responsables lo puedan llevar encima y en caso de que se les olvide algo puedan consultar sobre la marcha", indica la cofrade de La Cena que ha gestionado esta iniciativa, "que realmente no solo sirve para la procesión, sino que nos ayuda a todos en el día a día", concluye.

Efectivamente, la preocupación sanitaria de las cofradías en sus salidas procesionales ha ido en aumento en los últimos años. Otra hermandad del Domingo de Ramos como Las Penas, por ejemplo, lleva algunos años procesionando con un profesional sanitario en su cortejo que además porta un aparato de reanimación cardíaca por si fuera necesario utilizarlo en plena estación de penitencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios