"La construcción del segundo puente es un claro ejemplo de mala gestión"

  • Manuel Paredes Grosso ingresó ayer en el Ateneo Gaditano tras exponer las claves para el desarrollo metropolitano de la Bahía. Para lograrlo, este gaditano apuesta por el túnel entre Cádiz y El Puerto

Comentarios 32

Nació y se crió en Cádiz, y disfruta al relatar los detalles de los antepasados de sus dos apellidos. Se marchó a Madrid para estudiar Arquitectura y años después regresa para ingresar en el Ateneo Gaditano. Por ese motivo, Manuel Paredes Grosso ofreció ayer la conferencia Claves para el desarrollo metropolitano de la Bahía de Cádiz. Además de arquitecto urbanista y presidente del grupo consultor de arquitectura Auia (Arquitectos Urbanistas e Ingenieros Asociados), es socio fundador del Foro de Debate Cádiz 2012. Este arquitecto tiene muy claro los retos que debe afrontar la capital para mantener el valor que ha adquirido con los años. De lo contrario, dice, Cádiz dejará de despertar interés.

-Como arquitecto urbanista, ¿cuál es su principal apuesta para la capital?

-Sin duda, el túnel propuesto por el Foro Debate Cádiz 2012 -entre la Punta de San Felipe y la parte trasera de Puerto Sherry- y de unos ocho kilómetros de largo. Es la pieza clave para una nueva configuración de la estructura metropolitana, moderna y eficaz.

-¿Por qué?

-Acabaría con el fondo de saco en el que se ha convertido el casco histórico de Cádiz. El túnel cerraría la cadena metropolitana y mejoraría la relación entre las poblaciones. Hay que tener en cuenta que el túnel situaría al aeropuerto de Jerez a unos 20 kilómetros de la capital, la mitad de la distancia actual. Igualmente, colocaría a El Puerto a unos seis kilómetros de Cádiz. Pero para sacar adelante esta operación es fundamental el proyecto de Plaza de Sevilla, que en mi opinión tiene una visión muy estrecha.

-¿Visión estrecha?

-Le falta globalidad y visión de territorio. En este caso, como suele suceder en Cádiz, el proyecto no supera a la propia ciudad. Creo que la nueva Plaza de Sevilla, la Punta de San Felipe y el Muelle Ciudad deben convertirse en un centro moderno que, al mismo tiempo, ayudaría a defender el centro histórico de la capital, actualmente amenazado por la transformación que lleva años padeciendo y que, si no se detiene, hará que la ciudad pierda su valor y deje de resultar interesante.

-¿Qué transformación?

-Muchos de los arquitectos que han tenido que actuar en alguna zona o edificio del casco histórico han querido dejar su impronta, adulterando así el valor de Cádiz.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo, con la construcción de edificios excesivamente altos en el Campo de las Balas, pretender instalar un tranvía que llegue hasta el Castillo de San Sebastián, construir un mirador de hierro entre las catedrales, quitar el pináculo de la catedral o completar el torreón de la Puerta de Tierra y cambiar su estructura original. Cádiz no consigue entenderse a sí misma.

-¿Qué tiene que entender?

-Que esta ciudad tiene que calmarse, tranquilizarse, que debe ofrecer medios para poder moverse a pie y no en coche. No hay que olvidar que esta ciudad se vende como residencia de ocio en Europa y la realidad es que es lamentable el estado de abandono en el que se encuentra, al igual que es lamentable el pavimento de la circunvalación de la ciudad, que provoca un nivel de contaminación acústica insoportable. La manera de calmar esta ciudad está escrita en los libros, no es algo por descubrir.

-¿Apoya el proyecto del segundo puente sobre la Bahía?

-La construcción de este puente es un claro ejemplo de mala gestión, los 300 millones que cuesta el proyecto se van a aplicar de forma poco adecuada. Creo que en lugar del segundo puente sería más efectivo destinar 20 millones a ampliar el tablero del José León de Carranza, de esta forma se solucionarían los atascos de acceso a la ciudad. Otros 80 millones se podrían destinar a dragar la Bahía a 16 metros para así permitir la entrada de grandes barcos a una nueva terminal de contenedores en Puerto Real. Por último, los 200 restantes se podrían invertir en este nuevo puerto de contenedores. Además, los pilares del puente van a entorpecer las maniobras en el Muelle de la Cabezuela y atraerá más coches al casco histórico de Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios