Cádiz

La compensación por servidumbre militar se reducirá a casi la mitad

  • La subvención de tres millones de euros que el Gobierno repartía entre seis municipios se dividirá entre once, así que Rota, Barbate y San Fernando no cobrarán ni 300.000 euros

Comentarios 5

La controvertida compensación que desde el 2005 el PSOE ha venido otorgando a los municipios con mayor servidumbre militar de todo el territorio español, un total de seis, los gaditanos Rota, Barbate y San Fernando, además de El Ferrol, Cartagena y Morón, se verá considerablemente reducida en el próximo ejercicio. Hasta ahora, cada uno de estos seis ayuntamientos han venido cobrando 500.000 euros (algo más de 83 millones de las antiguas pesetas) por cabeza al repartirse entre todos la subvención global de tres millones de euros, que era en realidad la cantidad total que el PSOE había prometido por cabeza a cada uno. Y en este próximo año 2008, esos tres millones se repartirán, no entre seis como hasta ahora, sino entre once. Eso significa que tan sólo tocarán a unos 272.000 euros (unos 45 millones de las pesetas de antes), 230.000 euros menos, casi la mitad, de lo que han venido percibiendo.

Ha sido el diputado gaditano el socialista Salvador de la Encina, el que ha adelantado a este diario la reducción que estos pagos que el PSOE de motu propio prometió instaurar, para compensar las afecciones a la Defensa nacional de algunas localidades, van a experimentar el próximo ejercicio. Una rebaja de la que De la Encina ha culpado de modo exclusivo al Partido Popular. Y es que, según el diputado, la culpa de que las compensaciones se vean reducidas la tiene el veto que el Senado (donde tiene mayoría el Partido Popular) ha realizado a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2008. Un veto que, en la práctica, implica que el documento de las previsiones para el próximo ejercicio elaborado por el Ejecutivo de Zapatero debe quedar tal cual salió del Congreso de los Diputados, no pudiendo entonces añadirse nuevas enmiendas. Y era en estos añadidos donde el PSOE, y de modo personal Salvador de la Encina, había metido una enmienda para aumentar la partida de las compensaciones.

El problema estriba en que el PSOE decidió extender a otros cinco municipios (el cordobés de Obejo, los sevillanos de El Coronil, Paradas y Arahal, y a la Asociación de Municipios La Pedrera, en Albacete) el pago de estas compensaciones. Y, como venía haciendo desde que se instauraron estas subvenciones, el grupo parlamentario socialista introdujo una enmienda al proyecto inicial de los PGE pero con la misma cantidad hasta ahora, tres millones de euros. Porque la idea era, explica De la Encina, después, cuando ya los PGE fueran al Senado, realizar otra nueva enmienda, por otros tres millones de euros, para que cada municipios cobrara lo que había venido percibiendo y un poquito más, como si se tratara de la consabida subida del IPC.

A los socialistas les ha salido el tiro por la culata. El veto en el Senado "ha trastocado todos los planes - reconoce el diputado - y ya no podemos incrementar esa partida". Cuestionado sobre los motivos por los que no se decidió incrementar desde un primer momento la partida a través de la enmienda en el Congreso, el socialista admite que las negociaciones que su partido se vio obligado a entablar con otros grupos para conseguir sacar adelante el documento al carecer de mayoría, les obligó a ser precavidos (o dicho de otro modo, a quedarse cortos) al no saber de cuánto dinero podían disponer para sus propias aportaciones a los PGE. Después, ya aprobados en el Congreso gracias al apoyo prestado al PSOE por los nacionalistas y un ex diputado del PP, "la idea era duplicar la partida con otra enmienda", prosigue Salvador de la Encina. "Nunca había habido veto en el Senado", justifica la falta de previsión de los socialistas el diputado, quien ha arremetido con dureza contra los populares, "porque sabían que perjudicaban a estos municipios nuestros". En total, el PSOE había hecho 20 enmiendas a los PGE en el Senado, corriendo todas igual suerte.

La noticia, avanzada por este diario a los alcaldes de los municipios gaditanos afectados, ha sentado como un tiro. Especialmente críticos se han mostrado, y no con el PP, sino con el PSOE, los regidores de Rota, Lorenzo Sánchez, de Roteños Unidos, y el de San Fernando, el andalucista Manuel María de Bernardo. Más comprensivo es el de Barbate, el socialista Rafael Quirós, quizás por aquello de ser del mismo partido. Además, en su caso, le da "lo mismo" toda vez que Barbate no ha cobrado últimamente al no estar al día en el pago a Hacienda y Seguridad Social. Y al tratarse de una subvención, por lo visto debe ser retirada, no pudiendo ser utilizada para reducir las deudas aunque sea.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios