La calle, también para los mayores

  • La asociación de vecinos Campo de la Aviación, de la barriada de Loreto, reanuda por quinto año consecutivo su programa de atención a personas que no pueden salir de sus domicilios

Comentarios 3

La asociación de vecinos Campo de la Aviación, de la barriada de Loreto, ha puesto en marcha por quinto año consecutivo su programa dirigido a personas mayores que, por distintos impedimento físicos, no pueden salir solas a la calle y que en algunos casos han llegado a permanecer años encerradas en sus domicilios.

La iniciativa surgió en la propia asociación vecinal, que preside José Aragón, cuando se plantearon realizar un estudio para conocer la realidad el barrio, comprobando el vocal de Asuntos Sociales, Alberto García Sánchez, que había un grupo de personas que no podía abandonar sus viviendas por problemas de movilidad, a los que se unía también la falta de ascensores en muchos bloques de viviendas.

La asociación de vecinos, a través de la vocalía de Asuntos Sociales, acordó poner en marcha la iniciativa, contando para ello con una agencia de ayuda a domicilio, actualmente la empresa Cuidado's Cádiz, y buscó la necesaria financiación para sufragar el citado servicio de salida y acompañamiento, que pagan ahora el Ayuntamiento y la Fundación Octavio Comes.

Desde entonces, desde mayo a octubre, coincidiendo con los meses de buen tiempo, la asociación reanuda dicha actividad, a la que cada año se suman entre cinco y diez personas, a las que se les ofrece salir dos veces a la semana, durante dos horas, acompañadas por personal de la citada agencia. dispuesto a llevarle a pasear o a realizar alguna gestión, incluso al médico.

Alberto García recuerda que el primer año los propios vecinos se asomaban sorprendidos a sus ventanas al comprobar que llevaban años sin ver a la persona que estaba tomando el sol en la plaza de la barriada de Loreto.

Aunque ahora ya algunos vecinos en esa situación se han acogido a la Ley de Dependencia y también en muchas de las casas disponen ahora de ascensor, el programa se mantiene y en esta ocasión son cinco las personas que desde el pasado lunes se han acogido al mismo.

En la mayoría de los casos son personas mayores, con problemas de movilidad, que viven solas o con otra persona también de edad avanzada.

Ahora, dos veces por semana, los cuidadores van a recogerlo en su domicilio, para luego llevarlo al lugar que desee, desde dar un paseo por la playa a realizar una gestión bancaria, sin coste alguno.

Los ancianos pasan de estar todo el día solos en casa, viendo el sol a través de las ventanas y pendientes de que alguien decida visitarlos, a relacionarse con su vecinos en la calle, lo que supone una importante mejora en su calidad de vida y a la vez una inyección de optimismo.

La iniciativa cumple cinco años y son cinco también las personas que se están beneficiando de la misma, algunas de ellas por tercera vez.

Por su parte la asociación de vecinos entiende que está desarrollando una labor fundamental para sus vecinos más mayores, que además no le supone coste alguno. "Para nosotros es una satisfacción frente a otros problemas graves, como el paro en el barrio, una realidad más difícil de afrontar", afirman.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios