Los tres astilleros, Dragados y el puerto de Cádiz, paralizados

  • Las plantillas de las factorías dejaron sus faenas para evitar riesgos

  • El crucero Viking Sea tuvo que suspender su escala gaditana

El mal estado de la mar obligó a paralizar la navegación y cualquier operación en el puerto de Cádiz. El mal estado de la mar obligó a paralizar la navegación y cualquier operación en el puerto de Cádiz.

El mal estado de la mar obligó a paralizar la navegación y cualquier operación en el puerto de Cádiz. / julio gonzález

Las dos principales industrias de la Bahía de Cádiz, las factorías de Dragados Offshore y de Navantia, ambas en Puerto Real, y el puerto de la Bahía de Cádiz sintieron también ayer los efectos del temporal.

En Dragados, fuentes de la empresa explicaron que alrededor de las 10 de la mañana se activó el protocolo de seguridad que marcan sus normas de prevención, para evitar que las fuertes rachas de levante pudieran ocasionar algún daño a los operarios que trabajan en la explanada de esta planta o, incluso, dentro de los talleres.

Igual ocurrió en el astillero puertorrealeño, donde se paró la producción. Algunos operarios explicaban ayer a este periódico que nunca antes habían sentido la fuerza del viento como en la jornada del miércoles. Desde la empresa confirmaron que nadie trabajó en el exterior ni en los talleres, aunque sí en los departamentos de oficina. El viento alcanzó tal magnitud que se desprendieron varias láminas de una de las naves ubicadas en el recinto de los astilleros, pero no hubo daños personales.

En Navantia-Cádiz se decidió, tras una reunión a primera hora de la mañana del comité de seguridad, que todos los trabajadores que realizaban su faena en los barcos bajaran a tierra e, igualmente, los de taller abandonaron sus jornadas. El paro se mantuvo en el turno de tarde. En San Fernando, a las 09:30 horas de la mañana fueron enviados a casa los trabajadores de las contratas que trabajan en el BAM, actualmente en dique. Al resto, junto a la plantilla propia, se les dio instrucciones para que permanecieran en el interior de los talleres y oficinas evitando las salidas al exterior. La alerta quedará activa hasta las 07:00 horas de esta mañana, cuando habrá de nuevo reuniones en los tres astilleros y, en función de la fuerza del viento, se decidirá continuar o no con el paro.

En el puerto gaditano, fuentes de la Autoridad Portuaria hablaban de histórica paralización de la actividad marítima en Cádiz. Ni el crucero VikingSea pudo hacer su escala programada en la capital ni La Cabezuela pudo cumplir con los dos buques allí amarrados por culpa del fuerte viento reinante y por la orden procedente de Capitanía Marítima.

Eran las seis de la mañana cuando desde la Autoridad Portuaria se difundía la orden de paralizar la navegación y las operaciones en el muelle de Cádiz. 50 nudos de velocidad del viento eran más que suficientes para tomar una decisión que podría evitar cualquier accidente y cualquier daño ya sea material o humano.

Fuentes del sector indican que el levante suele ser un viento más o menos llevadero pero las rachas que ayer se registraron tenían pinta de convertirse en históricas.

El VikingSea, de la naviera Viking Cruises, con bandera noruega, sorprendió a sus cruceristas saltándose el puerto de Cádiz. La suspensión del tráfico marítimo en el muelle gaditano no hacía segura su visita. De esta manera, el VikingSea, al cierre de esta edición, navegaba rumbo a Lisboa, lo que le vaticinaba una noche más que movidita.

Aunque las previsiones apuntan a que las rachas amainen hoy algo, está aún por ver si los cruceros MeinSchiff4 y el ClubMed2, así como un portacontenedores y el Entrecanales de Trasmediterranea llegan a tocar hoy Cádiz.

También quedaron ayer suspendidas las conexiones marítimas por catamarán entre la capital gaditana, El Puerto y Rota. El Consorcio de Transportes de la Bahía de Cádiz indicó ayer en su página web que se había dispuesto un servicio alternativo de autobús para los usuarios de dichas líneas hasta el restablecimiento del servicio marítimo.

Igualmente, la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) informaba ayer de que el puerto de Tarifa quedó cerrado a la navegación desde las 7:00 horas de ayer, mientras que en el puerto de Algeciras se cancelaban las salidas previstas a Ceuta y a Tánger Med. De hecho, más de 300 personas esperaban a media tarde de ayer en los puertos de Ceuta y Algeciras la reanudación del tráfico marítimo en el Estrecho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios