Las amas de casa buscan el Inem

  • El grupo demandante de empleo que más crece en la provincia es el de las mujeres de 45 años sin trabajos anteriores, de tal modo que este sector representa el 15,41 % del conjunto nacional y hasta el 36,67% del total andaluz

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que son los usados como referente con la Unión Europea, difieren tradicionalmente de los de las oficinas del Inem, donde se registran además del que pierde el trabajo ese mes el nuevo demandante de empleo. Los datos del Inem no miden los empleos creados, de tal modo que puede generarse mucho trabajo, como ha sucedido en Cádiz en los últimos cuatro años, pero aumentar el número de parados en términos absolutos, aunque no en los porcentuales. Eso es lo que ha ocurrido en la provincia: desde enero de 2004 a enero de 2008 en las listas del Inem hay 11.865 parados más, aunque el porcentaje de paro es menor al de hace cuatro años por la incorporación de casi 70.000 activos.

Sin embargo, hay un hecho que resulta bastante sobresaliente, y es que el perfil que más paro viene registrado en los últimos años no es el del obrero de la construcción o del camarero o camarera del sector servicios. El sector que más sube es el de las mujeres mayores de 45 años, un 8,98 por ciento del total, y en concreto aquéllas que no tienen empleo anterior. De hecho, en Cádiz residen el 36,67 por ciento de las demandantes mayores de 45 años que no han tenido empleo antes, y el 15,41 por ciento del nivel nacional. La mayor parte de ellas, casi siete de cada diez, llevan más de 12 meses en las listas del Inem esperando a su primer trabajo.

Si bien el aumento del paro en la construcción y en el sector servicios explica parte de lo que está ocurriendo en Cádiz en los últimos meses, es imposible llegar a una conclusión certera sin contar con este colectivo de mujeres. ¿Por qué? Porque es el que más viene creciendo, y además porque crece más que en el resto de Andalucía o en el de España. En el año 1997 había en la provincia 6.280 mujeres en esta situación; en 2007, son 26.013, lo que supone un aumento del 314,22 por ciento. Esta cifra sólo es superada, y en poco, en la provincia de Sevilla; en Málaga, con más habitantes que Cádiz, sólo se llega a 19.186. El número de parados registrados que hay de más en la provincia respecto a enero de 2004, que son 11.865, es similar al aumento de este colectivo de mujeres en este período. ¿A qué se debe esto? Se pueden manejar varias causas. Una, por supuesto, es la incertidumbre económica: ante el riesgo de que el marido pierda el empleo o le vaya a peor, la mujer se apunta al Inem (son mayores de 45 años y no han trabajado nunca). También hay mujeres que han trabajado en la economía sumergida y comienzan a darse de alta a esa edad para comenzar a cotizar de cara a la jubilación. Pero, analizando las estadísticas, hay un salto espectacular de estas demandantes desde que se aprobó la Renta a Activa de Inserción; de hecho, tres de cada diez andaluzas que lo cobran son gaditanas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios