Vila defiende que las exhumaciones han sido posibles con el cambio de gobierno

  • Responde a unas palabras de Romaní en las que dijo que IU no colaboró en época del PP en la Alcaldía

En un asunto tan delicado y sensible como el caso de los bebés robados en el cementerio de San José, la refriega política no se silencia. Ayer le tocó el turno al edil de Memoria Democrática, Martín Vila, salir al paso de unas declaraciones vertidas el pasado jueves por el portavoz municipal del PP, Ignacio Romaní. Este último acusó a IU de entorpecer las exhumaciones cuando el PP estaba al frente de la Alcaldía y se encontraron con el dilatado problema en el tiempo del expediente de clausura del camposanto, un cierre que dependía de la Junta y no terminaba de resolverse .

Tales palabras causaron la reacción de Vila, cargada de sorpresa, quien contestó que "ha sido el cambio en el gobierno municipal el que ha permitido que se iniciasen las exhumaciones". Además, dijo que el expediente de clausura nunca se terminó porque no se respondieron a las alegaciones del mismo. "Ese trámite lo hicimos desde el Ayuntamiento y nos sentamos con la Junta para que ese expediente se llevara a cabo", sostuvo. "El PP no hizo todo lo que tenía a su disposición. No sé qué hizo por acción u omisión", sentenció, y dio un toque de atención a Romaní "para que deje de confundir".

Este enfrentamiento llega tras conocerse hace tres días que dos sepulturas de San José, que debían de contener restos de bebés, están vacías, según denunció la asociación SOS Bebés Robados. Los restos de estos niños desaparecidos al nacer no se encuentran y el caso de uno de ellos todavía no ha prescrito, pese a que la causa fue archivada en su momento por falta de pruebas por el Juzgado de Instrucción número 4 de Cádiz. El concejal de Memoria Democrática declaró ante los medios que la búsqueda de la verdad, la reparación, la justicia y el esclarecimiento de los hechos por parte del equipo de gobierno está propiciando que se conozcan estos tristes casos. Vila clarificó que estos trabajos se están realizando desde la delegación de Urbanismo y a raíz de un protocolo de actuación firmado con SOS Bebés Robados.

"Hemos trabajado ya sobre diez sepulturas, ocho están finalizadas y dos en trámite. Todos los informes que van resultando de lo que se exhuma se entregan a los familiares", certificó. Del mismo modo, subrayó que "aquellos informes que son susceptibles de ser judicializados se envían a juzgados" y que el Ayuntamiento se limita a poner los recursos pero no ir a más allá de los informes que se presentan. "Nos quedamos en el margen de hacer las tareas conforme al protocolo que acordamos con SOS Robados, conforme a lo que acordamos en el pleno y emitiendo la información tanto a los familiares como al juzgado", recalcó.

Cabe recordar que en el cementario de San José hay 44 familias que buscan 46 bebés supuestamente robados. Por lo que está previsto es que se abran unas 42 sepulturas para localizar los restos. Los trabajos comenzaron el pasado 20 de octubre de 2017 y hasta ahora se han abierto diez sepulturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios