Veinte salidas de la mano

  • La banda Pedro Álvarez Hidalgo cumple dos décadas acompañando a la Dolorosa de Sentencia

  • Hoy lo celebran con un concierto y una marcha

Buen Fin y la banda de Pedro Álvarez Hidalgo, por Catedral. Buen Fin y la banda de Pedro Álvarez Hidalgo, por Catedral.

Buen Fin y la banda de Pedro Álvarez Hidalgo, por Catedral. / joaquín pino

Cuando la banda de música Pedro Álvarez Hidalgo y la cofradía de Sentencia firmaron su primer contrato acababan de llegar Carlos Nogueras como hermano mayor o Ramón Velázquez como capataz del paso de misterio. Mucho ha llovido desde entonces, pero hay algo que se ha mantenido intacto en todo este tiempo: la presencia de los músicos puertorrealeños cerrando el cortejo en la jornada del Miércoles Santo. Dos décadas de vinculación cumplirán ambas instituciones esta próxima Semana Santa. Una cifra, como señalan las dos partes, nada fácil de sumar en los tiempos actuales.

"La cofradía siempre ha sido fiel y leal con todos los que han colaborado con ella de alguna manera. Y eso es lo que ha pasado con la banda de Álvarez Hidalgo; hay años que están mejor y otros peor, pero siempre renovamos porque la banda es una institución muy querida". El que habla es el hermano mayor actual de Sentencia, Benito Moya, que al igual que sus predecesores ha mantenido a la formación tras la Virgen del Buen Fin. De hecho, el propio Moya explica que lo habitual es que cuando una nueva junta de gobierno accede al cargo se renueva la banda directamente por cuatro años. Prácticamente no hay ni reunión ni negociación con los músicos.

"Qué mejor manera de sellar esos veinte años que con música", dice el director, Gabriel Vadillo

"Han pasado muchos hermanos mayores, capataces... y ahí seguimos", destaca también el director de la formación puertorrealeña, Gabriel Vadillo, que ya era el titular de la batuta cuando la banda 'aterrizó' en Sentencia. "Hoy ya se entiende esa relación prácticamente familiar entre cofradía y banda; no solo por el Miércoles Santo, sino porque hay relación durante todo el año", valora Vadillo, que lamenta que esto que se da con la cofradía del Miércoles Santo "es complicado en estos tiempos que vivimos", lamentando por ejemplo la reciente ruptura de relaciones con el Nazareno del Amor después de más de treinta años de vinculación. Ahora es Sentencia la cofradía con la que la banda lleva más tiempo de manera ininterrumpida.

"Y qué mejor manera de sellar esos veinte años que con música", destaca el director.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios