crónicade san juan de dios

Replantear la fórmula del Estadio

  • Crédito por encima del coste. El proyecto de la tribuna ya nació con problemas con la crisis en el cogote

Imagen de la tribuna del Estadio Carranza. Imagen de la tribuna del Estadio Carranza.

Imagen de la tribuna del Estadio Carranza. / fito carreto

2si alguien esperaba que la Zona Franca fuera a ejercer la opción de compra sobre la Tribuna del Estadio o era muy ingenuo o simplemente quería retratar a la institución dependiente del Ministerio de Hacienda para que ésta se viera obligada a decir públicamente que no se iba a quedar con el último graderío cuando antes lo había hecho con todas las anteriores.

El Ayuntamiento de Cádiz había encontrado un chollo en tiempos de Miguel Osuna para acometer la construcción del nuevo estadio con la venta segura de los locales comerciales a la Zona Franca. Pero todo el castillo se vino abajo con la tribuna. El primero que incumplió fue FCC, que no se hizo con el aparcamiento, pese a que el pliego de condiciones se lo obligaba.

¿Les suena de algo la cantidad de casos de ciudadanos que pidieron hipotecas por encima del valor del piso que compraban para adquirir otros bienes y las conseguían sin ningún problema por parte del banco? Pues eso es lo que ocurrió con el Partido Popular cuando se fue a acometer la Tribuna del Estadio. Con la crisis en pleno cogote se pidió un crédito superior al valor que tenía la construcción del Estadio. Para colmo, cuando a la Zona Franca le tocó el momento de retratarse, pese a que en el convenio sólo hubiera una intención, ya no pudo hacerlo porque desde el punto de vista financiero no tenía capacidad para ello.

Y además sabía que si en la mejor época le había costado colocar los locales de las otras gradas, ahora le iba a resultar casi imposible. Al auxilio de la Zona Franca vinieron las administraciones públicas que estaban ávidas de espacios en la capital gaditana.

El primero que habló de poner un hotel en el Carranza fue el delegado del Estado por el PSOE José De Mier y el Ayuntamiento le compró la idea, de manera que eso tuvo su reflejo en el uso urbanístico.

Ante la espantada inicial de la Zona Franca en el caso de que el concurso quedara desierto, el Partido Popular tenía un papelón por delante. Sin embargo, su salida de San Juan de Dios hizo que la patata caliente se la comiera el actual equipo de Gobierno de Podemos y Ganar Cádiz.

1

Como atenuante tienen que esto viene de atrás pero eso lo compensan con el error que cometió el actual equipo de Gobierno cuando incluyó el ingreso de los 9,8 millones de euros por la venta de la Tribuna en los presupuestos municipales y con gastos que dependían de esta venta. El interventor no lo veía nada claro y así lo fue reflejando en los informes que realizó de los presupuestos.

Ahí está la famosa entrevista del concejal de Economía y hacienda, David Navarro, a este medio en el que decía que si a finales del pasado no habían conseguido vender el hotel, entonces se le podía criticar y llamar iluso. Pues eso ocurrió y el inversor sigue sin llegar pese a que una vez tras otra se hablaba de optimismo y de que había cosas que estaban muy cerca.

A tenor de lo que anunció Martín Vila en la última Junta de Gobierno Local, parece que la toalla se ha tirado y se da por hecho que no se va a poder vender con la actual fórmula. A partir de ahora habrá que replantearse la operación tanto desde el punto de vista económico o incluso en lo que se refiere al uso.

Y, sobre todo, también el que se pueda incluir en los próximos presupuestos. El PSOE se va a negar a ello y es una de las condiciones que le pondrán encima de la mesa a la hora de obtener su apoyo. La otra palabra será la del interventor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios