Propuestas Gaditanas Originales y Utópicas para renovar la ciudad

  • Algunos ciudadanos aportan ideas extravagantes al Avance del PGOU: desde la erección de un Hércules en la Bahía a modo de Estatua de la Libertad, hasta la construcción de un Guggemheim como el de Bilbao

Un gaditano que volvía de pasar sus vacaciones en Bilbao visitó la página de internet del Ayuntamiento de Cádiz y decidió dejar una sugerencia al Avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU): que se construya un Palacio de Congresos y de la Música, como el Euskalduna, un centro multiusos en la Zona Franca y un Guggenheim en la Punta San Felipe. Esto es Eus-Kádiz y aquí hay que planificar. O al menos proponer.

La tramitación del Avance de un planeamiento que acaba de superar la aprobación inicial ha dado la oportunidad a instituciones, colectivos, promotores, propietarios y ciudadanos en general de aportar un granito de arena al futuro de la ciudad. Muchas propuestas se han visto reflejadas en el texto que después fue a aprobación inicial. Otras se quedaron en el tintero.

La mayoría de las muchas propuestas son sensatas. Otras, sin embargo, pretenden aumentar el número de viviendas pasando por alto las leyes que establecen un mínimo de espacios libres y equipamientos. Pero hay un tercer tipo de propuestas, cuanto menos, llamativas. Lo del Guggenheim no le ha ocurrido a una sola persona. Hay varios defensores de una estructura similar en Cádiz. También hay quien quiere crear una ciudad deportiva en el terreno resultante de soterrar el tramo de tren más cercano a la estación término que quedó al descubierto.

Para el Campo del Sur hay dos ideas curiosas: proyectar una balconada para tapar los bloques y aumentar el espacio para pescar y sustituir estos por una escollera subterránea, recuperando el lienzo de muralla

También hay dos propuestas de creación de islas que compensen la falta de suelo de la ciudad. Un ciudadano pondría allí una piscifactoría y plantas de energías renovables. El otro quiere una plataforma flotante para viviendas. La Memoria de Participación del Plan sólo ofrece una síntesis de las ideas planteadas, por lo que nos quedamos sin saber si esa plataforma va anclada y dónde, o si los vecinos vivirían la excitante experiencia de despertar cada mañana en un punto distinto de la Bahía, al capricho de vientos y mareas.

Algunos piensan que la ciudad podría estirarse como un chicle y tienen verdadera obsesión por rellenar el mar: para hacer más viviendas o para crear dos carriles más de tráfico en la avenida de la Bahía. Otros opinan lo contrario. Los pisos pilotados (en palafitos) generan un rechazo radical en algunos, mientras que otros se preguntan por qué construir medio centenar si se pueden hacer 2.000. De hecho, alguno reflexiona con plena sinceridad: "¿qué diferencia hay entre urbanizar el campo y rellenar el mar".

El castillo de San Sebastián también despierta cierta polémica. Ciudadanos temerosos de que la intervención desvirtúe el fuerte piden cautela. Hay quien quiere que no se haga absolutamente nada y los que proponen otros usos: como un hotel con puerto propio. Lo mismo ocurre con el equipamiento multiusos: hay quien pide que se construya y quien ha expresado su oposición más tajante, en muchos casos dando alternativas como viviendas o servicios. Entre ellas, la de hacer un albergue de animales.

Entre la sorprendente cantidad de museos y estatuas que pide la gente está el que prefiere figuras del Carnaval en el Puente Canal, en La Caleta, al que no duda en defender que se eleve "un monumento burlesco de la ciudad de Cádiz a Fernando VII por las lindezas que tuvo" con la ciudad. O una estatua a Alfonso X. O un Hércules en la Bahía, a semejanza de la neoyorquina Estatua de la Libertad. Otra propuesta consiste en demoler el colegio de la Viña para sustituirlo por una plaza con un monumento a un coro de Carnaval. Y en materia museística, destaca la idea de inundar los fosos de Santa Catalina y hacer un museo al aire libre con embarcaciones fenicias.

Están quienes proponen cosas que ya contempla el Avance o quienes dicen que lo previsto es una "maravilla" que dejará la ciudad "preciosa". Y los quienes no son en absoluto tan conformistas con el gobierno local. Atención a esta propuesta que suscriben ocho personas: que el Ayuntamiento no gestione "ni un solo trozo de playas o parque natural". Algunos lanzan sugerencias aisladas. Otros, auténticas baterías de ideas de todo tipo: mini-planes generales que le dan la vuelta a todos los equipamientos de la ciudad.

También hay quien se fija en las pequeñas cosas: no se deben pintar los bordillos de amarillo, dice uno. O que se acaben las "podas criminales". Un tercero denuncia que no encuentra un plano donde aparezca la calle Argantonio. Alguien asevera "que el exilio ya pasó". Y hay a quien le molesta el cartel colcocado en la calle 24 de Julio donde se dice que es particular, como el patio de la coplilla. Y un incondicional del Genovés reivindica en exclusiva para este espacio la calificación de parque.

"Que el puente sea bonito, grande y resistente", pide un anónimo en internet. Esperemos que los expertos hayan caído en lo último.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios