Premio al esfuerzo por el cambio

  • El IES La Caleta ha pasado de ser un instituto problemático a recibir un galardón del MEC

Comentarios 7

El Instituto de Enseñanza Secundaria La Caleta recibió hace dos días el primer premio del Concurso Nacional de Buenas Prácticas en Convivencia Escolar que organiza cada año el Ministerio de Educación y Ciencia y que está dotado de una cuantía de 9000 euros. El proyecto presentado por el IES gaditano integraba varios programas de actuación que llevaban funcionando en el centro desde hace seis años y que pretenden mejorar la convivencia entre todos los miembros de la comunidad educativa.

Una coordinadora del centro, Olga Ramírez, comenta que "están muy satisfechos por el galardón recibido" y destaca "la importancia del dinero". "No es mucho, pero nos ayudará a mejorar, ya que contamos con pocos recursos y nuestras instalaciones no son las mejores, así que consultaremos a todos los miembros del centro para ver en qué gastaremos lo recibido". Cuenta que hace seis años el instituto tenía muchos problemas. "Estaba calificado como conflictivo y el profesorado estaba insatisfecho, además, las chicas no venían porque las madres las obligaban a quedarse en casa, así que decidimos comenzar con el proyecto para tratar de revertir la situación".

Comenta satisfecha que en los últimos tiempos las cosas han cambiado y se han producido mejoras, como lo demuestra haber recibido el premio del MEC. "En estos años la mejora la hemos notado, ya que la matrícula se ha equiparado entre chicos y chicas y llegan muchos más procedentes del colegio, no se quedan tantos por el camino y, lo más importante, han aprendido que se puede convivir respetando las normas".

El proyecto que ha conseguido llevarlos hasta la actual situación funciona de manera global y busca mejorar la convivencia entre todos los miembros de la comunidad educativa a partir del respeto y de la democracia. Cuentan con diversas actividades, desde programas de acogida hasta ayudas para los estudiantes, pasando por la integración ante la diversiad, la formación del profesorado y de los padres o la utilización de intranet como nexo de unión entre todos.

Olga explica algunos de los proyectos más interesantes. "Por ejemplo, para mejorar la convivencia organizamos jornadas de acogida los primeros días del curso buscando que todos se conozcan y fortalezcan sus relaciones, así los grupos se hacen más fuertes y eso favorece a su educación".

Uno de los más interesantes es el de los alumnos ayudantes. "Lo iniciamos hace cinco años, lo que hacemos es que tres estudiantes de cada clase reciben clases de escucha, empatía y resolución de conflictos, para después poder ayudar a los chavales con más problemas y que están más aislados a que se sientan más integrados en el centro".

Otro factor clave en la mejora del instituto en los últimos años es el incremento de las relaciones con el barrio. Olga comenta que "organizan veladas a las que está invitado todo el barrio y en las que pretenden que tanto los integrantes del centro, como los padres y el resto de personas de la zona se unan, además, dejan que se usen las instalaciones para diversas actividades".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios