La Policía clausura un local en el que se estaba celebrando una fiesta ýilegalý

  • La actuación conjunta de la Policía Local y Nacional acaba con el desalojo de 400 personas de un restaurante de Cortadura y numerosas denuncias por tenencia y consumo de drogas

Comentarios 56

Agentes de la Policía Local y del Cuerpo Nacional de Policía clausuraron en la noche del sábado un local comercial situado en la playa Cortadura, el Estrella de Mar Beach Club, mientras se estaba celebrando en su interior una fiesta “ilegal”, según la Policía, en la que participaban alrededor de 400 personas y donde se realizaron denuncias por “consumo y tenencia de drogas”, según la información oficial que relata la actuación policial. Portavoces de los colectivos que difundieron la fiesta a través de internet, Lisergia.net, y que llevaron a los grupos musicales, Akople local, denunciaron la actitud policial y aseguraron no entender la suspensión de la fiesta.

La fiesta tenía previsto comenzar a las diez de la noche. Unas tres horas después, sobre la 1.15 horas del domingo, los agentes de los dos Cuerpos entraron en el local. Hasta ese momento había actuado, como telonero, el joven grupo sevillano Los que echaron de la fiesta, y sobre el escenario se encontraba, interpretando su tercera canción, el grupo gaditano Kambayá, que precisamente recibía un homenaje en la fiesta después de varios años sin tocar.

Fue entonces cuando el dueño del local anunció que la fiesta se suspendía. Asegura la Policía en la nota enviada a los medios que el local no tenía autorización para celebrar la fiesta ni había tomado medidas de seguridad. Además, la Policía Nacional levantó un acta por “permisividad del responsable del local ante el consumo de droga”, lo que supone una sanción y el cierre cautelar del establecimiento. Durante el desalojo, la Policía Nacional efectuó denuncias por “faltas de respeto a la autoridad, desobediencia y consumo o tenencia de drogas”.  Uno de los denunciados declaró ayer a este periódico que se limitó “a pedir el número de placa” al policía local que le identificaba. Testigos calificaron de “prepotente” la actuación policial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios