Pilonas escamoteables en lugar de adoquines para la seguridad antiterrorista

  • El Ayuntamiento adquiere seis elementos para impedir el tráfico rodado siguiendo las directrices de la Junta Local de Seguridad

Los bolardos instalados en la plaza de San Juan de Dios. Los bolardos instalados en la plaza de San Juan de Dios.

Los bolardos instalados en la plaza de San Juan de Dios. / julio gonzález

El Ayuntamiento adquirió el compromiso el pasado verano, tras el atentado terrorista de Barcelona el 17 de agosto, cuando una furgoneta atropelló a decenas de viandantes en Las Ramblas, de extremar las medidas de seguridad para evitar sucesos de este tipo en la ciudad. A raíz de una junta extraordinaria de seguridad se dispusieron en distintos puntos del casco histórico una serie de bloques cuadrados de hormigón que han venido a cumplir esta misión, pero de forma provisional. En el día de ayer, la Junta de Gobierno Local acordó la compra de media docena de pilonas escamoteables que sustituirán a estos bloques.

Estas pilonas se ubicarán en esos puntos hoy asegurados con bloques de hormigón (la plaza de San Juan de Dios, Palillero, la confluencia de Ancha con San Antonio, o el acceso a Catedral desde Arquitecto Acero) y permitirán ser abatidas cuando algún vehículo de emergencias precise acceder a esos itinerarios. Para ello, el concejal Martín Vila anunció que estos servicios dispondrán de la llave indicada para propiciar este acceso, que será del todo imposible para el resto de vehículos.

La adquisición de estas seis pilonas supondrá al Ayuntamiento un desembolso de 8.455 euros, habiendo resultado adjudicataria de esta compra, tras el pertinente proceso de licitación, la empresa Famlequip S. L., quien en los próximos días iniciará los trabajos de instalación.

A esta medida antiterrorista se sumará también en el futuro otras pilonas similares que se ubicarán en puntos del casco histórico donde se quiere limitar el acceso de vehículos, como por ejemplo la entrada al barrio de El Pópulo por la calle Cristo del Perdón (en el Campo del Sur, junto a la Catedral Vieja). Aunque para la limitación del tráfico también plantea el Ayuntamiento la instalación de cámaras lectoras de matrículas, para sancionar aquellos que incumplan las restricciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios