Pemán y Sevilla

Comentarios 4

LA comisión de Nomenclator del Ayuntamiento de Sevilla tiene al frente a un teniente de alcalde de IU, coalición que permitió darle la Alcaldía al PSOE, porque quien más votos sacó fue Zoido, del PP. Pues bien, con la que está cayendo en la capital hispalense, este señor quiere ahora cambiarle el nombre a unas sesenta calles y entre ellas una que tiene por nombre el del ilustre gaditano José María Pemán, acusándole de franquista, precisamente a quien tanto trabajó por devolver la Monarquía a España. He hecho bien en decir el Ayuntamiento de Sevilla y no Sevilla, que observa asombrada cómo, por ejemplo, también quieren quitarle la glorieta al ex alcalde Parias Merry, cuando fue precisamente el PSOE y el mismo alcalde quien se la otorgó. O sea, que este señor en el 2001 era un buen hombre que trabajó por su pueblo y en el 2008 un fascista indigno de tener una plaza. ¿Quién comprende esto?

Bueno, pues quieren quitarle la calle a Pemán y dejársela a La Pasionaria, al anarquista doctor Vallina, Carlos Marx o al presidente de la II República, Diego Martínez Barrios. Y todo ello por mor del pacto municipal del PSOE, que tiene ahora que atender la sugerencia de IU, a quien no abandona la revancha, algo que creíamos ya perdido.

El escándalo que se ha formado es tal (con Pemán, también se "demoniza" al marqués Luca de Tena y al Papa Pío XII), que ya han empezado a dar marcha atrás, pero las intenciones han quedado bien claritas y el PSOE nunca va olvidar en el "fregao" que le ha metido su socio, el mismo que no quiere oír hablar de Navidad sino de "Solsticio de Invierno", que ya hay que ser imbécil para tener tal ocurrencia.

A este concejal de IU le recordaría cuánto quería Pemán a Sevilla, que en 1948 hasta le hizo Rey Gaspar y en 1942 pregonero de su Semana Santa, para que dijera, "desde el silencio de la Madrugada del Viernes Santo" aquello de "Dios está en la ciudad y Sevilla en los labios"y además contara cómo en la mañana del Viernes Santo le decía un macareno:

-- Mírela usté, se ha pasao toa la noche en la calle y vuelve más honrá que salió.

Sevilla, está claro, no se merece a ese concejal de IU y mucho me temo que tampoco al alcalde que le permite tanto disparate.

Pero, atención lectores, para no ser menos, IU de Cádiz también quiere cambiarle el nombre "alrededor de 30 calles" de nuestra ciudad, concretamente las que tengan nombre relacionados con la Dictadura y rotularlas con nombres de mujeres relacionadas con la igualdad de género. A todo esto, como por ejemplo la defensa que desde IU se hace a Fidel Castro, le llama la coalición "salud democrática". Como sigan con esas, va a ser verdad que todos caben en un taxi, lo que tampoco es deseable por eso, por la salud democrática.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios