El PSOE duda de la legalidad del quiosco previsto en la plaza de Santa María del Mar

  • El equipo de gobierno popular responde que el PGOU avala la construcción del equipamiento

Comentarios 18

La concesión a una empresa privada de un restaurante mirador en la plaza de la estrella de Santa María del Mar por parte del equipo de gobierno no convence al Grupo Municipal Socialista, que ayer se preguntaba qué norma urbanística lo permite. Esta plaza es un sistema general, donde el Plan General de Ordenación Urbana del año 95 aun en vigor sólo se permiten recintos cubiertos pero no cerrados o bien quioscos desmontables de veinte metros cuadrados, según mostró la edil Natalia Álvarez. Nada que ver con el proyecto que el gobierno local ha autorizado para la plaza: con dos plantas, freiduría, un salón en la planta superior para comidas concertadas… algo que no prevé ni el PGOU del 95 ni el Avance del próximo, aseguran los socialistas.

El PSOE ya ha pedido copia al gobierno local del expediente de este proyecto -algo que también ha hecho IU- aunque asegura no tiene ninguna esperanza de conseguirlo, y "probablemente" lleve este tema al pleno.

Además, el Ayuntamiento aporta la mitad del coste de un proyecto que cuesta 559.000 euros, por lo que el PSOE se pregunta "¿qué vamos a ganar los gaditanos? Ponemos el suelo, el uso y el dinero". Álvarez se mostró convencida de que no era la única vez que el gobierno local "pasa" de las normas urbanísticas y citó la colocación de banderolas, la instalación de un quiosco en Canalejas y otro en San Mateo.

Por su lado, el gobierno local, a través de Ignacio Romaní, teniente de alcalde del área de Desarrollo Económico, aclaró que existen dos artículos en el PGOU "que sustentan el hecho de que se pueda hacer esta actuación". Romaní explicó que el Plan permite construir en superficies libres "espacios ligeros fácilmente desmontables como será el restaurante, que no afectará para nada a la plaza". Romaní añadió que "esto ha sido un concurso público, pero para los socialistas lo fundamental es poner trabas". Sobre la financiación declaró que "está muy clara porque aparte del canon que tiene que pagar la empresa concesionaria por la amortización de los 15 años por los que se cede el quiosco se le exige que tiene que pagar el 50% de las obras, porque los materiales ligeros que precisan estas construcciones tienen un coste importante".

El presidente de Horeca, Antonio de María, recuerda que bajo la plaza hay un local de unos doscientos metros cuadrados sin uso por el que se han interesado en diversas ocasiones para habilitar una discoteca o similar sin obtener respuesta. También cita en este mismo entorno otros proyectos pedidos por la patronal, como que durante la rehabilitación del baluarte de San Roque se hubiera reservado parte del inmueble para la actividad hostelera, otra propuesta que no prosperó.

Con respecto a la frecuencia con la que quedan desiertos los concursos de quioscos, indicó que un empresario difícilmente arriesgaba si tenía que invertir en las instalaciones, puesto que si el negocio fracasaba perdería ese dinero. También pidió más ambición a la hora de planear estos establecimientos: por ejemplo, se podrá sacar más rendimiento al quiosco ahora desierto de la barriada cuando se hagan los puertos deportivos previstos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios