El PP rechaza las peticiones de la oposición e insinúa nuevas querellas

  • La sesión que debatía el caso del alumbrado público fue previsible y el equipo de Gobierno señaló que no se puede crear una comisión de investigación porque Molina está ya jubilado

Comentarios 14

Ni comisión de investigación, ni personación en el caso, ni traslado del expediente del caso a los partidos de la oposición. El pleno extraordinario sobre el caso del alumbrado público que en los juzgados investiga presuntas irregularidades en la concesión de este servicio, fue lo previsible, es decir, el Partido Popular volvió a hacer uso de su mayoría absoluta para tumbar todas las propuestas de la oposición.

En el pleno también se habló de términos como connivencia del equipo de Gobierno con el asunto, que "éste está bajo sospecha en esta trama de corrupción" o de "adjudicación ilegal", lo que llevó al teniente de alcaldesa delegado de Economía y Hacienda, José Blas Fernández, a insinuar a los portavoces Fran González (PSOE) y Sebastián Terrada (IU) que les puede presentar una querella.

En una sesión que comenzó con un minuto de silencio en memoria del ex presidente del Gobierno Adolfo Suárez, la posición de los dos partidos de la oposición estaba más que cantada ya que creían que el equipo de Gobierno debía dar las explicaciones oportunas en este asunto y personarse en el caso "porque el tema afectaba a las arcas municipales", según dijo Fran González.

"Estamos en un estado permanente de indignación" dijo González porque el PP "está mirando para otro lado" cuando debe ser "el máximo interesado en esclarecer lo sucedido personándose en la causa y velando por los intereses de gaditanos y gaditanas".

Mientras tanto, Sebastián Terrada pidió "luz y taquígrafos", ya que "estamos hablando de un técnico municipal acusado de prevaricación y cohecho fundamental".

José Blas Fernández no intervino en el primer turno de palabra y prefirió esperar al segundo para descartar desde el principio la creación de la comisión de investigación argumentando que el principal protagonista de esta historia "es un funcionario ya jubilado que nunca ha tenido un expediente informativo y que, al no estar en activo, podrá venir o no", en referencia a Germán Molina, ex director de Alumbrado Público e imputado en el caso.

José Blas Fernández recordó ayer que los dos partidos de la oposición estuvo en las mesas de contratación y añadió que el PSOE sólo se pronunció "porque le había causado extrañeza que el precio del concurso fue más bajo del inicialmente previsto y el interés que tenía en que se subrogara al antiguo gerente". Este es Juan López Gallardo, responsable en la ciudad de Imesapi, denunciante del caso y también imputado y que al ser personal de confianza no estaba incluido en esa subrogación.

Asimismo también llamó la atención sobre el hecho de que Izquierda Unida acabó la vía administrativa cuando puso un recurso especial al concurso y no lo llevó a un contencioso-administrativo a los juzgados una vez que fue aprobado por la Junta de Gobierno Local.

Fernández volvió a reiterar que el equipo de Gobierno ya puso en manos de la Fiscalía el asunto cuando Izquierda Unida dijo que estaba circulando una copia del pliego de condiciones días antes de que fuera publicado en el boletín oficial.

Fernández, al igual que defendió la labor que había realizado Germán Molina, con respecto a López Gallardo recordó que había sido despedido por motivos disciplinarios y había sufrido tres reveses en los juzgados, dos por este tema y otro por la subrogación.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, fue la que cerró el pleno extraordinario y acusó a los partidos de la oposición de "tratar de sembrar dudas" y concluyó diciendo que "en este ayuntamiento siempre hemos dado por buenas las propuestas de los técnicos municipales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios