Metros cuadrados a golpe de clic

  • Activos inmobiliarios destacados de la ciudad están a la venta en internet

  • Bajan los precios de fincas y se mantienen elevados los de los locales

Comentarios 3

Atrás van quedando -todavía hay muchos- los carteles anunciando la venta o alquiler pegados en escaparates o colgados de balcones. Un paseo por la realidad inmobiliaria de la ciudad no se hace ya gastando suelas por las calles; basta consultar algunas páginas webs sobre el sector para tener todos los datos a golpe de clic. Internet ofrece en los últimos tiempos una amplia y variada oferta; y entre ella se esconden muchos de los edificios, solares y locales comerciales que son destacados en la ciudad, bien por su ubicación, por la cantidad de metros cuadrados o por otras características que de alguna forma los hacen especiales.

La casa palacio de San Agustín ha sido el último edificio destacado que estaba en venta y ha encontrado comprados -como publicaba ayer este periódico-. Ahora son otros espacios curiosos los que pueden adquirirse a través de la web. Como por ejemplo una de las fincas que conforman la casa de las Cuatro Torres, en Argüelles, por la que se piden en internet dos millones de euros; cifra muy inferior a los seis millones que se reclamaban hace unos años por este edificio que según la información dispone de 1.149 metros cuadrados, 18 habitaciones y 12 baños. "Ideal para pequeña promoción o apartamentos turísticos", especifica la web.

Otro palacio cuya venta ha saltado al mundo de las tres w es el de la calle Veedor. Después de pasar por varias manos y del fallido proyecto hotelero, la web de vivienda del banco BBVA ha comenzado a comercializar este activo, aunque no se indica precio alguno de venta (que hace apenas un año se situaba en los cuatro millones y medio de euros, según tasó una inmobiliaria especializada en edificios de lujo que por aquel entonces comercializaba el histórico edificio).

Otra finca señalada en el callejero de la ciudad que espera comprador en internet es la del número 18 de la calle Manuel Rancés. Hace apenas un mes, ya informaba este periódico de que la inmobiliaria del banco Santander estaba comercializando este inmueble, cuyo precio de mercado está sufriendo una caída imparable: de 3,1 millones de euros que se pedían en 2008 a 2.768.000 euros que costaba hace unos meses y de ahí a los 1,1 millones de euros que se pedían en agosto y los 933.000 euros que se solicitan ahora en la web de Altamira por esta finca de 1.593 metros cuadrados.

No solo históricos edificios destacan en el panorama inmobiliario de la red. Curiosa es también la venta del solar existente en la glorieta Simón Bolívar, junto al Olivillo (que precisamente ha comenzado ahora a rehabilitarse, después de años de abandono). Por este terreno de 974 metros cuadrados, de los que pueden resultar un edificio de 3.505 metros cuadrados, se pide 699.100 euros, siendo la inmobiliaria de una entidad bancaria la que lo comercializa.

Fincas varias se ofertan también en el casco histórico gaditanos, con precios que pueden oscilar los 400.000 euros (para una finca de 153 metros cuadrados de superficie situada en la plaza de Candelaria) o los 500.000 euros (para una finca de 452 metros cuadrados en Adolfo de Castro, en la Alameda).

Los locales comerciales ocupan otro bloque importante de la oferta inmobiliaria digitalizada. En este sentido, la novedad más destacada es la venta del local de la calle Novena esquina a Barrié (que fuera en su día Zara), por el se pide un millón y medio de euros, sumando el local 217 metros cuadrados útiles más otros 20 metros cuadrados de sótano.

En la calle Ancha, vía que ha perdido fuelle comercial en estos últimos tiempos, un local ronda el medio millón de euros. Esa es la cantidad que piden (509.000 euros, en concreto) por el bajo que hace esquina con la calle San José, que ocupara en su día la firma Caramelo y que dispone de 218 metros cuadrados, acumulando varios años sin actividad pese a que la finca llegara a ser rehabilitada; o por otro espacio (550.000 euros, en este caso) de esta misma calle, con 104 metros cuadrados.

Fincas, solares, locales y espacios destacados de la ciudad, por tanto, que se ofrecen a golpe de clic. Habrá que esperar para saber si internet es más efectivo que el cartel del escaparate o del balcón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios