Medio Ambiente acepta con algunos matices los planes del PGOU para el Parque Natural

  • La Junta indica al Ayuntamiento que parte de las actuaciones propuestas deberán ser "recomendaciones no vinculantes", entre ellas los nuevos senderos públicos

Comentarios 4

Una de las grandes apuestas del nuevo Plan de Ordenación Urbana que elabora el Ayuntamiento de Cádiz se centra en el Parque Natural de la Bahía, la mayor extensión libre de la ciudad que apenas si tiene un uso ciudadano por su nulo acondicionamiento y las dificultades de acceso. La propuesta municipal apuesta por potenciar el ocio en este pulmón urbano, rehabilitando viejas edificaciones y llevando a los visitantes la historia de este parque.

Al igual que ha pasado con las viviendas en Cortadura (ver edición de ayer) la Delegación Provincial de Medio Ambiente ha elaborado un informe analizando la viabilidad o no de este planeamiento. Y al contrario de lo pasado con las viviendas sobre el mar, en este caso la Junta sí acepta buena parte de las propuestas municipales aunque con algunos matices.

Así, se destaca que la apertura de nuevos senderos es compatible con el ordenamiento del Parque Natural aunque siempre que se recojan dentro del nuevo PGOU "como recomendaciones y no elementos de carácter vinculante".

El Ayuntamiento ha diseñado también un jardín botánico así como un circuito-solarium. En el primero de los casos, también es compatible con el planeamiento del Parque aunque, advierte Medio Ambiente, "se superpone con un área recreativa existente en la zona, la cual aparece recogida como actuación propuesta en el programa de uso público del Parque Natural. Por ello, cualquier actuación destinada a la ubicación de un jardín botánico deberá respetar la existencia de dicho equipamiento".

El Plan de Ordenación Urbana deberá definir, según se expresa en el informe de la Junta, las características del punto de atraque planteado junto al molino de marea de Santibáñez. Especifica Medio Ambiente que "se debe dar solución a las instalaciones actualmente existentes en Santíbañez, incluyendo las terrestres como paso previo a la ubicación de cualquier otro punto de atraque en la zona", que tendrá que tener en cuenta el propio plan rector y de uso del Parque.

Más polémico es la apertura de un apeadero de ferrocarril, previsto por la propia planificación de la red auspiciada por el Ministerio de Fomento. En este caso se advierte desde Medio Ambiente que "no tendrá la consideración de elemento vinculante, estando sujeta el análisis de su viabilidad a la presentación del correspondiente proyecto, en el que se analice la incidencia ambiental de la misma".

El Informe Previo de Valoración Ambiental sobre el PGOU, remitido por la Junta, ocupa una treintena de páginas e incluye también el análisis sobre el ciclo del agua, la red de saneamiento, el tratamiento de los residuos urbanos, la protección del patrimonio histórico y el tratamiento climático de las nuevas edificaciones. Técnicos municipales se encuentran revisando actualmente las indicaciones planteadas desde Medio Ambiente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios