Medicina insiste en la necesidad de que la Facultad esté junto al hospital

  • La decana no rechaza el traslado a la Zona Franca, pero pide más detalles sobre la posible ubicación del centro en ese recinto · Rodríguez recuerda que existe un proyecto de reforma de la actual sede

Comentarios 13

La decana de Medicina, Felicidad Rodríguez, se mostró ayer escéptica ante el anuncio del rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales, de emplazar la Facultad de Medicina a la Zona Franca si en cuestión de un par de meses no se cierra el traslado del centro universitario a los terrenos de Tabacalera, en el barrio de Loreto. Rodríguez reflexionó sobre este asunto y recalcó que lo "lógico", "ideal" y "necesario" es que ambos centros estén juntos, "pues sólo así tendremos la Facultad que los médicos, los profesores y los alumnos merecemos".

No obstante, si finalmente el nuevo hospital y la Facultad no van a estar unidos, la propia responsable de Medicina duda sobre cuál sería la opción más apropiada: "si construir una nueva Facultad en otro lugar, o bien, abordar el proyecto de remodelación integral del actual equipamiento".

Escéptica y también prudente se mostró Rodríguez, pues aunque reconoció que el planteamiento del máximo responsable de la UCA de reubicar Medicina en el recinto fiscal de la Zona Franca "no lo veo en absoluto", prefirió no descartarlo por el momento. "Antes me gustaría conocer detalles concretos, como la distancia exacta a la que estaría la Facultad del hospital si se ubicara en esa zona, así como la superficie y metros cuadrados que tendría ese centro, y los servicios que se proyectarían para los estudiantes. Eso entre otras cosas, pues son muchas las que hay que valorar", añadió.

Lo que sí tiene claro es que si ese terreno de la Zona Franca -que Sales aún no ha precisado pero sí ha asegurado que en él existen posibilidades de construir el nuevo equipamiento- "está aislado, no tiene sentido la marcha de Medicina allí. Para eso nos quedamos donde estamos y abordamos ya el proyecto de reforma del edificio de la plaza Fragela", afirmó convencida.

En esas obsoletas e insuficientes instalaciones, la Universidad gaditana tiene previsto invertir este año la cantidad de 650.000 euros. La decana, que conoció ayer esa cifra a través de este medio, comentó que su equipo de dirección realizó meses atrás un estudio de necesidades urgentes del centro que fue enviado al Rectorado, y en él, además de pedir una respuesta a la futura ubicación de Medicina, señalaron como prioridad la adecuación de las aulas y de varios despachos y seminarios de la actual sede.

Quien también se pronunció ayer sobre la posibilidad de trasladar la Facultad de Medicina más antigua de España a ese recinto industrial de la ciudad fue el delegado del centro universitario, Francisco García. La opinión de este universitario de quinto curso de Medicina -coordinador también de la Delegación de Alumnos de la Universidad de Cádiz- coincide en gran parte con la de Felicidad Rodríguez. "Lo suyo es que la Facultad esté pegada al nuevo hospital, pues los alumnos debemos desplazarnos constantemente al centro sanitario para asistir a clases prácticas y teóricas. Pero si esa cercanía no va a ser posible y, por tanto, tampoco lo va a ser la creación de un complejo de Ciencias de la Salud, mejor nos quedamos donde estamos, aunque mejorando lo que tenemos", manifestó García.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el delegado del Estado en la Zona Franca, José de Mier, no hicieron ayer declaraciones sobre este asunto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios