Llegaron las ansiadas lluvias

  • La fuerte marejada provocada por el viento del suroeste obligó a suspender el habitual servicio de catamaranes que une la capital con El Puerto y Rota

Las ansiadas lluvias hicieron ayer su aparición coincidiendo precisamente con el primer día laborable del nuevo año.

Las precipitaciones, que se iniciaron a primeras horas de la mañana, se generalizaron hasta prácticamente el mediodía, produciéndose aguaceros en varias ocasiones.

Por su parte, el viento del suroeste, con algunas rachas fuertes, obligó a suspender durante todo el día el servicio de catamaranes entre la capital y Rota y también partir de la una y diez minutos de la tarde el que comunica con El Puerto de Santa María, ofreciéndose a los usuarios unos autobuses.

Aparte de los inconvenientes que origina compaginar la lluvia con el viento, el primer temporal del año no provocó otros problemas en la ciudad y el servicio de bomberos sólo tuvo que realizar una salida hacia la plaza del Palillero.

Sobre las cinco de la tarde tres bomberos del Consorcio se desplazaron al lugar, a bordo de una autobomba urbana ligera, para intervenir en un cierro del primer piso de una finca colindante con la calle Columela, del que se que se había desprendido parte del techo y tenía además las puertas abiertas, que tuvieron que retirar para evitar que cayesen a la calzada por efecto del viento.

Para la jornada de hoy está prevista la alerta naranja con vientos de hasta 90 kilómetros por hora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios