El plan de la Junta para trasvasar parados al sector naval siembra dudas

  • Los empresarios del Metal aseguran que necesitan personal cualificado · Fadeco muestra su desconfianza sobre esta iniciativa que necesitaría de un periodo formativo intenso

Comentarios 3

En junio de 2005, el sector de la construcción en la provincia de Cádiz tenía 12.819 parados. En junio de 2008, la cifra se ha disparado hasta los 21.127 desempleados. Porcentualmente, supone el mayor incremento en el número de parados de todos los sectores en la provincia gaditana, con un aumento desde hace cuatro años de un 39,3% y un incremento de 8.308 personas que se han quedado sin empleo desde entonces.

Aunque no es el sector que más parados tiene la provincia, sí es el que más ha acusado la crisis. De hecho, sigue siendo el sector servicios el de mayor número de parados, con 56.841, pero en 2005 la cifra era de 47.685. Eso supone un aumento de 9.156 personas pero, porcentualmente, se queda en un 16,1%. No obstante, la construcción ha vuelto a ser la actividad con mayor volumen de parados nuevos. Concretamente, 1.136 gaditanos más se inscribieron en las listas del SAE dentro del sector de la construcción durante junio. El dato supone un incremento porcentual del 5,6% respecto al paro que tenía la construcción en mayo.

Curiosamente, el sector que sigue al de la construcción en mayor aumento porcentual del número de desempleados desde 2005 es el de la agricultura. En junio de ese año, la provincia contaba con 3.496 desempleados. En junio de 2008, los parados son ya 5.371.

Vistos los datos, la Junta de Andalucía ha anunciado medidas para intentar paliar el aumento de parados proveniente del sector de la construcción. De hecho, según aprobó el Consejo de Gobierno de la administración autonómica, se pondrá en marcha un plan extraordinario de impacto inmediato para hacer frente al aumento de personas desempleadas como consecuencia de la desaceleración económica, que será ejecutado por la Consejería de Empleo. El plan, que abarca seis bloques de medidas, tiene un coste estimado de 100 millones de euros y prevé beneficiar a unas 131.000 personas.

Las acciones, en su conjunto, pretenden facilitar la transición de trabajadores afectados por el paro hacia otros sectores con mayor potencial de creación de empleo en función del territorio. En el caso de Cádiz, se perfila como actividad emergente la construcción naval. Además, el Servicio Andaluz de Empleo se compromete a realizar Itinerarios Personalizados de Inserción para 75.000 demandantes (25.000 del sector de la construcción y 5.000 del sector inmobiliario), asignándoles a cada uno un tutor para la búsqueda activa de un empleo que se ajuste a sus características.

Sin embargo, este plan ha sembrado numerosas dudas tanto por parte de los empresarios de la construcción como del sector naval. Desde Fadeco, su secretario general en Andalucía, Emilio Corbacho, insistió en que "esta reconversión que se pretende nos genera serias dudas, porque el trasvase de una actividad a otra no es tan fácil. Será necesario un periodo de formación que no todos los parados están en condiciones de hacer para reciclarse a otro sector. Y, desde luego, dudamos de que, aunque se dé esa formación y sea posible el reciclaje, haya pocos sectores capaces de absorber esa mano de obra en paro. El sector naval, desde luego, no creemos que sea capaz de hacerlo".

Sobre la situación que vive el sector de la construcción, Corbacho insistió en que la escalada del paro "nos tiene absolutamente preocupados, porque la primera consecuencia social grave del aumento del desempleo será que subirá el gasto de la Seguridad Social, que tendrán que soportar la cuantía de todos los que accedan a las prestaciones por desempleo". El secretario general de Fadeco en Andalucía recordó que las previsiones "que nos han trasladado las diferentes administraciones" son que "lo peor de esta crisis llegará a finales de este año y principios de 2009". El problema, según Emilio Corbacho, "es que no hay obras y no hay continuación de contratos fijos de obra. Aunque no haya expedientes de regulación o despidos en masa, cuando se acaba un contrato en una obra, esos empleados ya no tienen un nuevo sitio para trabajar".

En el mismo sentido se pronunció el portavoz de la Federación de Empresas del Metal de Cádiz (Femca), José Luis Ferrer. A su juicio, "las empresas que trabajamos con el sector naval no necesitan parados para formarlos, lo que necesitan son profesionales muy cualificados". Ferrer parte de la base de que "es cierto que el sector de la construcción se ha paralizado y hay un exceso de mano de obra; por otro lado, también es cierto que la industria auxiliar naval necesita mano de obra y que tiene problemas para encontrarla. Pero estos dos polos no son vasos comunicantes. El sector naval no necesita parados sino profesionales cualificados y eso, a corto plazo, no se consigue".

Sí reconoció que este plan supondrá alguna ayuda, "pero un curso de 500 o de 900 horas no va a servir para reconvertir a un desempleado en un profesional cualificado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios