El Jefe del Estado fallece en la Residencia de La Paz

las seis y doce minutos de la mañana Radio Nacional de España interrumpió su programación y anunció al país que el ministro de Información y Turismo iba a dirigir unas palabras. Seguidamente el señor Herrera Esteban dio lectura al comunicado siguiente: "Día 20 de noviembre de 1975, las casas Civil y Militar informan a las 5.25 horas que, según los médicos de turno, Su Excelencia el Generalísimo acaba de fallecer por parada cardíaca como final de su shock tóxico por peritonitis. En virtud del artículo 7 de la Ley de Sucesión, los poderes de la Jefatura del Estado han sido asumidos, en nombre de Su Alteza Real el Príncipe de España, por el Consejo de Regencia, Consejo que preside don Alejandro Rodríguez de Valcárcel Nebreda, presidente de las Cortes, y del que forman parte monseñor Pedro Cantero Cuadrado, arzobispo de Zaragoza, y el teniente general del Ejército del Aire don Ángel Salas Larrazábal". El cadáver de S.E. el Jefe del Estado será trasladado a la capilla ardiente que, con carácter privado, se ha instalado en el palacio de El Pardo. Por orden del Ministerio de Educación y Ciencia han quedado suspendidas todas las clases y actividades académicas en los centros docentes, debiendo reanudarse el jueves día 27. Por decreto que publicará mañana el Boletín Oficial del Estado se declara luto nacional durante 30 días; se suspenden todos los espectáculos y actos públicos desde el día de hoy hasta las 18.00 horas del domingo, día 23, en que los restos mortales de Franco recibirán sepultura. El testamento político del Caudillo, leído ante las cámaras de televisión por el presidente Arias Navarro, constituirá probablemente, en opinión de los observadores, el marco de referencia de muchos en la nueva era que se ha abierto en España con el fallecimiento del Jefe del Estado. Por otra parte, la noticia del fallecimiento del Generalísimo, que se esperaba de forma inminente desde la madrugada de anteayer, se ha producido en un clima de entera normalidad en todo el territorio nacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios