Fomento acusa al Ayuntamiento de retrasar la obra del puente en Cádiz

El Ministerio de Fomento lleva cerca de un mes esperando a que el Ayuntamiento de Cádiz conteste a su petición de un permiso para proceder al cerramiento de partes de la zona de la rotonda de Astilleros y poder así iniciar las obras del segundo puente en el término municipal de Cádiz, una licencia que esperaba obtener ayer, lo que no ocurrió. La reacción del PSOE no se ha hecho esperar: la dilación, asegura, está vinculada a la visita del presidente del Gobierno a Cádiz.

Fomento explica que la actuación solicitada es necesaria para garantizar la seguridad de las obras y de los ciudadanos que caminen por el recién inaugurado paseo Puntales-La Paz, así como para la conservación de la maquinaria necesaria en los trabajos. Además, pidió permiso para poder cambiar la ubicación del mobiliario urbano instalado en la zona -como bancos-, y una respuesta sobre dónde debía colocar estos elementos para así, por fin, iniciar los trabajos en la capital, ya que hasta ahora la obra del puente sólo se está desarrollando en Puerto Real. Sin embargo, según fuentes del Ministerio, el Ayuntamiento todavía no ha contestado a pesar de que tenía conocimiento de que el Consistorio desbloquearía la situación en la junta local de Gobierno celebrada en la mañana de ayer; pero no lo hizo. A cambio, dijo que está "tramitando" la autorización.

Ayer, la alcaldesa fue interrogada tras esta sesión municipal sobre si se habían dado los permisos a Fomento para poder comenzar la obra gaditana del puente. La respuesta de Teófila Martínez fue que el inicio de la actuación dependía del programa de obras del Ministerio y que el gobierno municipal no tenía "nada que abordar" en este sentido. Posteriormente, el equipo de gobierno aclaró estas palabras de la primera edil: "El Ayuntamiento no tiene que dar licencia de obras y lo que se ha pedido es autorización para ocupación de vía pública", algo que "está en trámite".

El motivo por el que el Ayuntamiento no responde a las peticiones formuladas por Fomento es, según Rafael Román, portavoz del Grupo Municipal Socialista, que la alcaldesa pretende que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no pueda ver la obra durante su visita a la ciudad prevista para el día 10 y que tampoco quiere que los gaditanos vean ninguna obra en la capital impulsada por el Ministerio pocos meses antes de las elecciones generales. "Esto demuestra que, para el Ayuntamiento, primero están los intereses partidistas y electoralistas y, después, los de los ciudadanos. Es una auténtica desvergüenza", dijo Román.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios