Eléctrica de Cádiz invierte 1,4 millones en la interconexión de dos subestaciones

  • Los trabajos, que se encuentran al 90 por ciento de ejecución, terminarán a finales del mes de mayo

Infografía de las interconexiones. Infografía de las interconexiones.

Infografía de las interconexiones.

La empresa municipal Eléctrica de Cádiz está mejorando el sistema de suministro de energía eléctrica a la ciudad, gracias a una importante obra que está acometiendo para conectar la subestación Cádiz-Térmica, situada en el recinto de la Zona Franca, con la subestación Cádiz-Cortadura.

La obra consiste en una canalización subterránea en la que se pueden instalar hasta diez líneas de alta tensión de 2.200 metros, con capacidad para 66 kilovoltios, que permitirá el trasvase de energía que requieren las subestaciones, asegurando que, en caso de fallo de alguna de las dos, la otra pueda suministrarla de electricidad de una manera más rápida y segura.

Con este nuevo sistema, la empresa municipal ampliará su capacidad de trasvase hasta más de 40.000 kilovatios, en una ciudad, como Cádiz, que tiene una demanda punta actual de potencia en torno a los 80.000 kilovatios instantáneos (con todos los receptores conectados simultáneamente). De esta forma, se consigue que el tiempo de reacción ante un fallo del sistema de suministro pase a ser de unos segundos, frente a las 2 o 3 horas, de media, que requieren las maniobras actuales.

El proyecto cuenta con una inversión de 1,4 millones de euros del que ya está ejecutado el 90%, por la empresa Martín Casillas S.L. Este proyecto se inició el pasado mes de febrero de 2017 y tiene previsto que culmine a finales del mes de mayo.

Las obras se encuentran en su última fase, la más compleja, en el paso de la carretera de la salida de Cádiz, a través del Puente Carranza. En esta zona, una máquina especial está realizando un túnel a tres metros de profundidad por el que pasará el tubo con las líneas de alta tensión. De esas líneas, dos servirán para la interconexión de las subestaciones. Las ocho restantes se dispondrán para futuras necesidades en la red secundaria, con lo que se evitarán también más obras en esa zona de la ciudad.

Con este proyecto, la empresa municipal redunda en la mejora de la calidad del servicio que ya de por sí es "excelente", según refleja el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del principal indicador nacional de calidad del suministro eléctrico, TIEPI (Tiempo de Interrupción Equivalente por Potencia Instalada), que es el tiempo medio que una zona ha estado sin suministro eléctrico y que sitúa a la empresa por debajo de la media española en tiempo de resolución de averías.

En su informe anual de 2017, Eléctrica de Cádiz estableció una media de 18 minutos, frente a los 38 de media nacional y en torno a los 40 en Andalucía, siendo el límite máximo establecido por el TIEPI de 90 minutos en zonas urbanas, capital de provincia, con más de veinte mil suministros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios