"Difícilmente seguiré sin Teófila"

  • José Blas Fernández se convierte en el primer concejal en la historia del Ayuntamiento de Cádiz que cumple 25 años como edil. Anuncia que seguirá en el Ayuntamiento al menos hasta el final de mandato

Cuando tomó posesión como concejal de Alianza Popular su hija apenas contaba con 6 años. La pequeña creció, estudió Medicina e ingresó en un convento, y su padre sigue como edil del Ayuntamiento de Cádiz. Él es José Blas Fernández Sánchez que el próximo viernes, 23, cumple 25 años como miembro de la Corporación gaditana convirtiéndose en esta forma en el concejal que más tiempo ha permanecido en este cargo en la historia de Cádiz.

José Blas Fernández guarda en el despacho de su domicilio toda la documentación generada por este cuarto de siglo de actividad. Decenas de archivadores con sus intervenciones en los plenos (ha acudido a 420 sesiones), comisiones de gobierno, como miembro de la oposición y como integrante del gabinete. Un ejemplo de su metódica labor y su capacidad de trabajo.

Cumplía tres años como presidente del Colegio de Graduados Sociales, cargo en el que aún pertenece, cuando Servando Álvarez, entonces presidente de AP en Cádiz, formó una lista para las elecciones municipales de 1983 con representantes de diversos colectivos profesionales de la ciudad. Lograron 9 escaños y él entró en el puesto número cinco, un número meramente anecdótico pues rápidamente se hizo con la situación y se convirtió en el azote de los gobiernos de Carlos Díaz. Pero aquellos eran otros tiempos en los que la crispación hoy a la orden del día apenas existía, aunque sí hubo plenos tensos como el de Astilleros o el de los SMAES, lejos todos ellos de la primera propuesta que presentó, relacionada con las playas.

Tiempos distintos y nombres distintos. Menciona un amplio listado de concejales, de uno u otro color político, de los que guarda buen recuerdo. Durante la conversación con este periódico menciona en varias ocasiones a Pedro Arroyo, teniente de alcalde de Fomento con el PSOE, "con el que me sentaba dos veces a la semana a hablar sobre los SMAES". O la figura del alcalde Carlos Díaz, cuya labor considera que fue en muchas ocasiones positivas aunque reconoce no entender como su partido, el PSOE, no le apoyo en sus reivindicaciones.

Claro que de desilusiones con el partido en el que milita él tampoco se ha librado en estos años. "El PP ha realizado cosas de laboratorio. No ha mirado a las personas y durante años sus dirigentes más cercanos se han guiado por lo que decían cuatro personas. Yo he contado con el apoyo de gente como Juan Manuel Armario, Miguel Arias o José Ramón de Río, que siempre me han puesto en su sitio. Pero el partido, por tenerme seguro y disciplinado me ha decepcionado en ocasiones". La forma en la que se produjo la nominación en 1995 de Teófila Martínez como cabeza de lista en las municipales de este año también disgustó en su momento a Fernández. Pero el tiempo cura heridas y, sobre todo, la relación diaria. "Ella me dijo que contaba conmigo, y que eligiese delegación". Estuvo a punto de acabar en Urbanismo, pero finalmente acabó en Hacienda donde permanece desde hace trece años, otro récord.

Esa conexión con Martínez y su sentido de ciudadanía es el que finalmente le llevará a terminar este mandato, tras el encontronazo con la dirección del partido que le dejó fuera del Senado "donde aún hoy me siguen preguntando qué ha pasado". "Inicialmente pretendía haberme ido, porque he cumplido mi tiempo. Pero Teófila Martínez insistió y yo no estoy aquí por mi partido sino por ella, que se ha dejado la piel por la ciudad, por lo que difícilmente estaré con otra persona. Terminaré este mandato porque me debo a ella y a los gaditanos", adelanta a Diario de Cádiz.

En su cuarto de siglo como concejal José Blas Fernández ha huido de los actos públicos, lo que ha ayudado a crear una imagen suya de persona seca y seria, todo lo contrario de los que le conocen de verdad y le tratan a diario: José Blas Fernández maneja un fino e irónico sentido del humor. Le gusta el fútbol pero sin exageración, mientras que del Carnaval añora épocas pasadas "en las que uno se reía con las chirigotas en la calle". Ahora afirma que el afán de dinero ha afectado a esta fiesta aunque aún queden "las ilegales".

Durante la conversación con este diario le pasan a firma numerosos documentos. Es lo habitual cuando se está más de cinco minutos en su despacho. Alguno de esos documentos bien podía ser el gasto de material de papelería para el próximo mes. Gomas, folios, lápices y bolígrafos. Todo lo que entra en el capítulo de corriente, es susceptible de recorte y, con ello, ahorro.

Ha disfrutado de 25 años de trabajo y de esfuerzo por el desarrollo de la ciudad. Por el camino, sabores agrios con su propio partido o con quienes desde la oposición le atacaron en casos como el del Campo de las Balas.

Es el concejal más veterano de la historia de Cádiz. Una marca difícil de superar.

420

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios