Debate sobre cádiz ¿QUÉ CIUDAD QUEREMOS? (I)

"Cádiz debe ser el motor de la modernización de la Bahía y la provincia"

  • El modelo de ciudad que defiende Teófila Martínez busca culminar los grandes proyectos ya iniciados · Considera que debe ser una urbe competitiva en el conjunto de la provincia

Comentarios 0

En cuestión de dos semanas la Comisión Nacional del Bicentenario fijará buena parte de las actuaciones que se van a desarrollar en la ciudad pensando en el 2012. A la vez, el 2008 será un año fundamental para la conclusión del nuevo Plan General de Ordenación, el último que aún tendrá capacidad para diseñar nuevos espacios en la ciudad antes de que ésta pueda considerarse urbanísticamente cerrada.

Cádiz afronta de esta forma un proceso fundamental para diseñar la ciudad de los próximos cincuenta años. Todo lo que se deje de plantear ahora será difícil, por no decir imposible, de ejecutar. Se vive, además, un periodo de importantes inversiones públicas, sea cual sea su color político, como hasta ahora nunca había disfrutado la ciudad.

Con estos planteamientos, Diario de Cádiz abre una serie de reportajes con los que quiere trasladar a sus lectores el diseño de ciudad que tienen no sólo los responsables políticos sino, también, quienes desde otros ámbitos viven intensamente el día a día de la capital; y junto a ellos, los propios ciudadanos.

Lógicamente, es el Ayuntamiento el que tiene en sus manos la capacidad para pintar la ciudad de los próximos años. El PP gobernará Cádiz al menos hasta el 2011, aunque desde el propio PSOE se asume que los populares tienen también todas las de ganar en ese año. Ocho años por delante, fundamentales para cerrar el planeamiento urbano.

Teófila Martínez, alcaldesa, tiene muy claro el modelo de ciudad con el que debe desarrollarse Cádiz. Lo ejecuta, dice, desde que asumió la Alcaldía hace ya doce años y lo plantea como la apuesta para la capital durante los próximos cincuenta años.

"Cádiz tiene un reto importantísimo: convertirse en el motor real de la transformación y modernización de la Bahía y el conjunto de la provincia. Debe ser el eje económico, con el gran hándicap que es la falta de suelo. Y también debe ser el eje cultural y comercial, afianzando lo que ya se ha venido realizando en los últimos años en ambos sectores. En esta apuesta, la celebración del Bicentenario va a tener tal repercusión que la sociedad va a poder observar como cambia toda la dinámica de Cádiz y su provincia", destaca Martínez.

La mejora de las infraestructuras es esencial en todo este proceso de afianzamiento de la capitalidad. La llegada de la alta velocidad ferroviaria y el segundo puente son elementos esenciales que facilitarán el acceso a la ciudad "y que contará con el importante reforzamiento de la oferta de aparcamientos subterráneos ya desarrollada en Puerta Tierra e iniciada ahora en el casco antiguo".

Han sido las comunicaciones uno de los grandes problemas que ha tenido la ciudad. Y serán estas mejoras las que también facilitará la unión con el resto de la Bahía y el fortalecimiento del área metropolitana, para Martínez una de las grandes apuestas que debe conseguirse y "donde Cádiz debe jugar un papel relevante, sumando entre todos y no compitiendo".

"Aunque a muchos le llame la atención, la Bahía está bien planteada y algún día se reconocerá. Aquí no hay periferia: cada ciudad tiene su propia vida y su propia mezcla. Y en el caso de Cádiz, es donde durante años más ha pesado la losa de la reconversión laboral. Ahora, sin embargo, tiramos muy fuerte, y eso se nota. Es una ciudad a la que todo el mundo acude, y a todo el mundo gusta. Una ciudad que atrae y que con el diseño urbano ya en marcha va a atraer mucho más. Y el Doce va a ser esa máquina que nos va a permitir viajar al futuro a una velocidad espectacular. Todo eso hay que saber aprovecharlo".

Concluye que "equipamientos como el nuevo Hospital, la Ciudad de la Justicia, las nuevas zonas verdes y los espacios culturales ya en marcha nos permiten configurar una ciudad competitiva, comercial y cultural, que le permita superar los problemas endémicos del siglo XX, donde se vivió del empleo público en actividades en decadencia".

En este diseño que se defiende para el Cádiz de los próximos años, Teófila Martínez considera muy importante la implicación de los ciudadanos. En el caso de los inversores, para sacar adelante nuevos comercios a lo largo de la ciudad; y el resto, mimando todo el mobiliario urbano, manteniendo las calles limpias y sirviendo de cicerones a quienes visitan la ciudad para conseguir su retorno futuro. Y al conjunto, reclama una mejora de la formación laboral como forma de acceder con mayor facilidad a un puesto de trabajo y colaborar con ello al enriquecimiento del conjunto de la sociedad. Todo, mirando, como no, al 2012, porque se tiene claro que lo que no se inicie ahora difícilmente saldrá adelante.

más noticias de CÁDIZ Ir a la sección Cádiz »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios