Cádiz despide emocionada a su mejor embajador

  • Autoridades civiles y militares dicen adiós al buque escuela en su LXXXI crucero de instrucción, que le llevará por diferentes puertos americanos para volver en julio

Comentarios 9

El buque escuela Juan Sebastián Elcano navega ya por aguas del Atlántico en su LXXXI crucero de instrucción. Después de su salida extraordinaria desde el muelle del Arsenal de la Carraca el pasado sábado, como homenaje al Bicentenario de Las Cortes de 2010 de la Isla de León, ayer le tocó el turno de las despedidas a Cádiz, que por una vez cambió su papel y se convirtió en la primera escala oficial del buque. Fueron apenas 20 horas las que el Elcano permaneció en la capital gaditana, que lo despidió con unas mil personas en el puerto y la presencia de destacadas autoridades, entre ellas el almirante jefe del Estado Mayor de la Armada (AJEMA), el almirante general Manuel Rebollo García; Teófila Martínez, alcaldesa de Cádiz, que acudió acompañada por los concejales Evelio Ingunza, Juan José Ortiz y Jesús Tey; o el alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo.

Los actos de despedida del buque escuela se iniciaron con una misa en el convento de Santo Domingo, desde el que los 49 guardiamarinas que realizan esta nueva singladura desfilaron hasta la nave acompañados por los sones marineros interpretados por la banda de música de la Infantería de Marina.

El disparo de 16 salvas de honor y los vivas a España acompañaron la subida a bordo del AJEMA, que posteriormente recibió en primer lugar a la alcaldesa de Cádiz y a continuación al resto de autoridades.

Una vez que el almirante Rebollo pasó revista a la dotación del barco esta volvió a bajar a tierra para despedirse rápidamente de sus familiares. Como siempre fueron los momentos más emotivos del acto, con generaciones de marinos fundiéndose en abrazos ante la partida de los hombres que conforman el futuro de la Armada. Hombres llorando como hombres, con emoción contenida, apretada en hombros de padres, hermanos y novias. La partida, ahora sí, es larga. Seis meses estará el Juan Sebastián Elcano recorriendo el mundo hasta volver a Cádiz el próximo 23 de julio. El barco se detendrá primero en Las Palmas de Gran Canaria, desde donde partirá hacia Río de Janeiro (Brasil), Montevideo (Uruguay) y Buenos Aires (Argentina), cruzará el estrecho de Magallanes para hacer escala en los puertos de Punta Arenas y Valparaíso (Chile), El Callao (Perú), Guayaquil (Ecuador), y de vuelta a España visitará Charleston y Boston (Estados Unidos) y la Escuela Naval de Marín, en Pontevedra.

La dotación del buque, al mando del capitán de navío Manuel de la Puente Mora-Figueroa, está compuesta por 23 oficiales (uno de ellos británico), 22 suboficiales y 140 marineros, de los cuales 20 son mujeres y 5 funcionarios civiles de la Maestranza.

Durante estos meses, los guardiamarinas impartirán materias como meteorología, inglés, maniobras o astronomía, y vivirán una experiencia única que les servirá de gran ayuda en su futura trayectoria profesional.

Pasadas las doce de la mañana, el Elcano comenzó las maniobras de desatraque y enfiló majestuoso la bocana del puerto, dejando atrás una ciudad con la que le une un vínculo indisoluble y que, como la propia alcaldesa comentó posteriormente, le convierte "en un embajador de la ciudad, al mismo tiempo que también lo es de España y de la propia Armada".

Durante las primeras millas de navegación el Elcano estuvo acompañado por el Mar Caribe, una embarcación de la Armada desde donde familiares y militares pudieron contemplar al navío con todo su velamen desplegado en una imagen que no cansa a nadie.

Teófila Martínez adelantó que el Ayuntamiento de Cádiz está trabajando ya para construir una réplica de la imagen de La Galeona que le sería entregada al comandante del buque en 2012, dentro de los actos del Bicentenario de la Constitución. "Queremos que La Galeona esté presente siempre en el Elcano y le acompañe por sus viajes". Teófila, que recibió el sábado una réplica única del mascarón de proa del buque escuela, se mostró encantada con el regalo. "En la entrada al despacho de la Alcaldía tenemos un cuadro del Elcano y ahora dentro ya hemos colocado la preciosa réplica del mascarón. Aunque viene dedicada a mí, se quedará ahí porque pensamos que es un regalo que hace Elcano al pueblo de Cádiz".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios