Cádiz cuestiona a Europa

  • Los cinco municipios afectados por la pérdida de banderas azules en sus playas minimizan el varapalo, que atribuyen a cuestiones menores · Pero todos las quieren recuperar

Un año más, la concesión de las banderas azules que otorga la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac), en base a los criterios fijados por la Fundación para la Educación Ambiental en Europa (FEE), ha levantado alguna que otra ampolla en la provincia de Cádiz.

Los cinco municipios que en esta edición han sufrido las consecuencias del endurecimiento de los requisitos para optar a unos galardones que, pese a la sempiterna polémica, funcionan en la práctica como reclamos turísticos, han acogido con estudiada resignación el varapalo dado.

Todos ellos (El Puerto, el más afectado, con la pérdida de tres banderas, aunque ha ganado otra; Barbate, Vejer, Rota y Chipiona, con una enseña menos cada uno) han tratado de minimizar la importancia de la pérdida, cuestionando los criterios seguidos para despojar a su litoral de estas distinciones. Sin excepciones, consideran que la retirada de los pendones obedece a cuestiones menores y defienden a capa y espada la salubridad y calidad de sus aguas. En este caso, el más respondón sale el Ayuntamiento de Rota, aunque, paradójicamente, los cinco aseguran que se esmerarán el año próximo para recuperar las banderas.

El Puerto, de las cuatro banderas que le fueron concedidas en 2007, ha pasado a sólo dos este año, informa Emilio Cañas. El verano pasado la tuvieron Valdelagrana, La Puntilla, Fuentebravía y Santa Catalina. Este año sólo Valdelagrana aunque se ha incorporado la de La Muralla.

El Ayuntamiento sólo preveía perder la de Fuentebravía ya que fue una de las más perjudicadas del último temporal. Y ha causado una gran sorpresa que no se haya concedido galardón a la de La Puntilla. El alcalde, Enrique Moresco, dijo ayer que "no entendemos las razones de la retirada de la enseña a La Puntilla. Está igual o incluso mejor que el año pasado, que sí la tuvo".

En Rota, la pérdida de la bandera para la playa del Chorrillo-Rompidillo no ha sentado nada bien al delegado de Medio Ambiente y Playas, Antonio Alcedo, quien ha cuestionado la credibilidad de la Adeac. El Ayuntamiento, cuenta Herminia Romero, ha pedido a la asociación que detalle en un informe las razones de la pérdida. Y se pedirán explicaciones de por qué tampoco La Costilla, que el año pasado perdía la bandera, no la ha recuperado ahora.

Por todo ello, Antonio Alcedo pone en duda la credibilidad de este organismo ya que según asegura, se desconocen los criterios que se siguen para conceder el distintivo o los miembros que forman el jurado. Además, las playas de Rota, continúa, cuentan con otras certificaciones de calidad como la ISO 9001, la ISO 14000, la Q de calidad o la E-Mas "galardones que certifican que las playas roteñas cumplen con los requisitos medioambientales e higiénico sanitarios que la ley exige".

Alcedo asegura "que es la Adeac la que tiene un problema si quiere mantener su credibilidad y no las playas de Rota que cumple con los requisitos de accesibilidad, reciclaje, vertidos cero, o cualquier criterio medioambiental".

El responsable de esta área se mostró además muy molesto porque playas como las del Campo de Gibraltar "donde ha habido vertidos de crudo, consigan el distintivo; es increíble", manifiesta. Aún así, se quiere dejar claro que una vez que se sepan las razones de la pérdida de la bandera azul "se trabajará y luchará por volver a conseguirla".

Desde Chipiona, el concejal de Playas, el socialista José Moreno Duque, ha atribuido la pérdida de la bandera azul de la playa Cruz del Mar- Las Canteras por las obras de remodelación de su paseo marítimo que se ejecutan actualmente. Moreno, indica Juan Mellado, ha desvelado que fue el propio Ayuntamiento el que advirtió a la Adeac en enero, cuando envió el expediente del litoral, que las obras del paseo tenían un plazo de 18 meses y que afectaban a los servicios y al entorno. "Preferimos comunicar la existencia de estas obras a sabiendas que con ello no nos iban a otorgar la bandera, eso era lo más lógico antes que tramitar el expediente y no decir nada", argumentó Moreno, quien no obstante aseguró que la calidad de la arena y agua de Cruz del Mar- Las Canteras es excelente.

Barbate, al igual que hizo el día anterior Vejer, también ha culpado a los chiringuitos de la pérdida de la bandera azul a su playa del Carmen de Zahara de los Atunes, informa José María Ruiz. "Han sido los chiringuitos, la contaminación que producen los chiringuitos, pero bueno, tomaremos las medidas oportunas para que el año que viene vuelva la bandera azul si cabe, y si puede ser que vengan también a la playa de la Hierbabuena y a la playa de Zahora, por ejemplo", ha señalado el alcalde, Rafael Quirós. Y abundó: "Ese es el argumento dado para quitar la enseña, porque la playa de Zahara está inmaculada. El año pasado nos bajaron la bandera hasta media asta porque no había megafonía, la pusimos y la volvieron a subir. Este año dicen que los chiringuitos, a mí lo que me importa es que la gente esté a gusto, la gente se lo pase bien, que no haya accidentes, y que la gente disfrute de la playa, del mar y del sabor de Barbate, de Zahara, de Zahora y de los Caños".

En el caso de Vejer, hay que señalar que su alcalde, el socialista Antonio Jesús Verdú, aunque dice que se lo ha tomado "con deportividad", en realidad ha utilizado la pérdida de la bandera a la playa de El Palmar como un argumento extra para justificar la determinación que el Ayuntamiento ha tomado este año de no autorizar la instalación de chiringuitos en el litoral, una medida que ha puesto en pie de guerra a los dueños de estos negocios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios