Bicentenario Polémica por la rehabilitación de San Sebastián

El Ayuntamiento tiene desde febrero un proyecto para restaurar el castillo

  • El plan elaborado por los arquitectos municipales está en manos de la Comisión Nacional y el Consorcio · El trabajo es similar al que se quiere encargar ahora a Tragsa

Comentarios 8

El Ayuntamiento de Cádiz ya tiene elaborado un proyecto de consolidación y restauración para el castillo de San Sebastián, similar al que quiere encargar el Consorcio a la empresa pública Tragsa. Este proyecto municipal ya se encuentra en posesión de la Comisión Nacional del Bicentenario, presidida por María Teresa Fernández de la Vega, y del Consorcio, encabezado por Gaspar Zarrías, desde que el pasado 13 de febrero se le diera salida desde el Ayuntamiento de la capital.

Cabe recordar que la gerente del Consorcio. María Luisa García Juárez, señaló a este periódico el lunes que iba a encargar a Tragsa la redacción del proyecto y la ejecución de los trabajos, cuya estimación de coste está entre los 24 y los 30 millones de euros. Curiosamente, en el proyecto realizado por la Oficina Técnica de Proyectos e Inversiones del Ayuntamiento de Cádiz, el presupuesto asciende a algo más de 25,8 millones de euros.

Desde el Consorcio se había defendido que lo enviado por el Ayuntamiento de Cádiz son "unas consideraciones generales", pero desde el Consistorio se replica en que el proyecto está listo para licitar. En este sentido, consta entre otros elementos de una memoria, los planos, un pliego de condiciones y las mediciones y presupuesto del mismo.

El Ayuntamiento de Cádiz se había comprometido en realizar este proyecto de rehabilitación del castillo para adelantar los plazos, en tanto y en cuanto no se decidiera el uso final que se le iba a dar, a pesar de que ya hay una propuesta firme del presidente del Consorcio, que anunció que su intención es que vaya el Memorial de las Libertades. La idea municipal era entregar el proyecto para que fuera supervisado y, posteriormente, licitarlo. Sin embargo, ahora se podría duplicar los esfuerzos y, por su supuesto, el dinero al encargar un nuevo proyecto de consolidación.

Concretamente en la memoria descriptiva del proyecto de ejecución, al que ha tenido acceso este medio, se reflejan actuaciones como la realización de un estudio pormenorizado y detallado de la estabilidad estructural y patologías del conjunto edificatorio.

Asimismo, habría que hacer otro estudio arqueológico-histórico del conjunto, en el que queden recogidos aspectos tales como la situación de posibles restos y su catalogación; la cronología histórica de la arquitectura de elementos existentes, tales como el faro original, el embarcadero y el malecón.

El proyecto también incluye la eliminación de aquellas construcciones "perturbadoras" de la imagen y natural desarrollo de la batería acasamatada de la avanzada del castillo, como por ejemplo el edificio de la tropa, la torre de mando, los dormitorios y el lavadero.

Asimismo, se dota en este documento de infraestructuras generales de suministro de media y baja tensión eléctrica, el suministro y evacuación de aguas con una depuradora, gas y telefonía, que se desarrollarían a lo largo de todo el malecón.

También se recoge la reconstrucción de los elementos dañados, como son el faro original, el embarcadero y las casamatas, la consolidación de todos los elementos estructurales, el tratamiento de todos los cerramientos exteriores del conjunto edificatorio y la sustitución de todas las carpinterías exteriores.

También se pretende la recuperación y el tratamiento de los espacios libres exteriores, incorporando en lo posible los pavimentos originales cuyos testigos, según el proyecto, se encuentran presentes en numerosas zonas. Sin embargo, estos están muy deteriorados por las intervenciones que se han ido realizando a lo largo de la historia y, por supuesto, también ha sido víctima del paso del tiempo.

Por último, también se plantea la realización de un estudio lumínico ornamental del conjunto fortificado y ejecución del mismo.

En definitiva, tal y como aparece en el proyecto de consolidación realizado por los arquitectos municipales, lo que se persigue con esta actuación es mantener el equipamiento "en un estado lo más próximo y fiel posible a su realidad primitiva". Para ello se introducirán sólo los elementos de distribución que "resulten imprescindibles" para la funcionalidad necesaria para los nuevos usos "y buscando para estos un lenguaje arquitectónico claramente diferenciado de la construcción primitiva que no hace sino consolidarse".

La superficie sobre la que se actuaría entre el propio castillo y la avanzada sería de 34.656 metros cuadrados. Finalmente, lo que se quiere es que estos dos espacios, una vez limpios en su totalidad de elementos añadidos, "por sus dimensiones, características espaciales y posibilidad de atribuírseles un recorrido común y continuo, pasarán a ser contemplados como unidad edificatoria, pendientes de la asignación definitiva del uso" que se le vaya a dar.

En el proyecto elaborado por los arquitectos municipales hay algunas curiosidades como es el presupuesto que se asigna para la restauración del embarcadero y la plataforma de acceso, que supera los 2,2 millones de euros; o los 135.600 para el acondicionamiento interior del faro y los 169.500 para el estudio de estabilidad estructural y patologías.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios