El Ayuntamiento dedicará una glorieta a las víctimas de ETA

  • El matrimonio Jiménez Becerril, asesinado por la banda terrorista, recibirá tributo con la colocación de un monolito

Comentarios 4

El Ayuntamiento de Cádiz anunció ayer que dedicarán la glorieta de inicio de la avenida Juan Carlos I al matrimonio Jiménez Becerril, víctimas de la banda terrorista ETA. En la glorieta, donde confluyen la avenida La Coruña y las calles Gibraltar y Castellar, se colocará un monolito con la inscripción: 'Glorieta Ascensión García Ortiz y Alberto Jiménez Becerril. Víctimas del terrorismo'. Este acuerdo de Pleno se ha vuelto a ver refrendado en la Comisión Municipal de Nomenclátor, celebrado el pasado martes.

En el mes de enero se cumplió diez años del asesinato de Alberto Jiménez Becerril, concejal del Ayuntamiento de Sevilla, y su esposa Ascensión García Ortiz, procuradora gaditana. Por ello, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz ha considerado esta colocación idónea "como tributo y homenaje a todo el colectivo de víctimas del terrorismo, que la ciudad de Cádiz dedicase un espacio público a esta pareja, asesinada por ETA en Sevilla, concretamente en la calle Don Remondo".

El Consejo General de Procuradores, que otorgó a título póstumo el pasado 26 de junio el premio a la Convivencia y a la Tolerancia a la procuradora gaditana Doña Ascensión García Ortiz, tenía solicitada la asignación de su nombre a alguna calle de la capital gaditana, por lo que el acuerdo tomado colma también las aspiraciones de este colegio profesional.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, mostraba su satisfacción con el proyecto, indicando que de este modo "intentamos rendir permanente homenaje a las víctimas del terrorismo, que no sólo están en nuestro recuerdo sino en las prioridades de todo gobierno de España". Asimismo afirmaba que "las víctimas son las que más han sufrido y sufren la lacra terrorista, y tienen que tener voz principal en todo momento".

El matrimonio fue cruelmente asesinado en una madrugada de enero de 1998 por la banda terrorista, que disparó en la nuca de Alberto Jiménez-Becerril, de 37 años, y su esposa, Ascensión García Ortiz, los cuales tenían por entonces tres hijos de entre cuatro y nueve años.

Por otra parte, la Comisión de Honores y Distinciones será convocada el próximo lunes para la aprobación de la entrega a Óscar Arias, presidente de Costa Rica, de las llaves de la ciudad. Este acuerdo se elevará al pleno de la Corporación en la sesión ordinaria del día 5 de septiembre. De este modo se reconoce la total disposición del gobierno de Costa Rica para la celebración del Bicentenario de 2012. Óscar Arias, Nobel de la Paz, descubrirá una placa en el oratorio de San Felipe Neri en memoria de Florencio del Castillo, diputado costarricense que presidió las Cortes de Cádiz.

Arias, que acudirá acompañado de los ministros de Cultura, Educación, Turismo y Presidencia de su gobierno, será el primer mandatario que viaje a Cádiz de cara a las celebraciones del 2012.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios