Tribunales

Un autor de comparsas infantiles acepta 34 años por abusos a menores

  • El pederasta, que se encuentra en prisión desde enero de 2015, cumplirá como máximo 18 años de cárcel, tal y como establece la Ley

Palacio de Justicia gaditano, donde se celebró el acto de conformidad el pasado 29 de enero. Palacio de Justicia gaditano, donde se celebró el acto de conformidad el pasado 29 de enero.

Palacio de Justicia gaditano, donde se celebró el acto de conformidad el pasado 29 de enero. / joaquín hernández 'kiki'

Comentarios 1

La Audiencia Provincial de Cádiz ha condenado a 34 años y 10 meses de cárcel a D.P., ex autor y director de comparsas infantiles del Carnaval, por abusar sexualmente de cuatro menores de edad que formaban parte de la cantera.

No obstante, la propia sentencia fija en 18 años el límite máximo de cumplimiento de la pena privativa de libertad conforme establece el Código Penal, que determina que, en el caso de acumulación de condenas, se impondrá, a lo sumo, el triple de la pena que corresponda a la infracción más grave (en esta causa, seis años por abuso sexual con penetración).

La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Cádiz dictó el pasado 29 de enero una sentencia de conformidad -y por lo tanto firme- después de que el acusado, en prisión desde enero de 2015, reconociera ser el autor de los hechos denunciados.

El fallo ordena también al ex director de comparsas infantiles a pagar una indemnización total de 150.000 euros a las víctimas por los daños morales que han sufrido. El tribunal lo ha condenado por dos delitos continuados de abuso sexual con penetración; dos delitos continuados de abuso sexual sin penetración y dos delitos continuados de exhibicionismo.

La sentencia da por probado que D.P. era presidente de una peña carnavalera del barrio de La Viña en la que ensayaban comparsas de menores. La afición carnavalera le servía para aproximarse a los chavales, a los que "hacía regalos y los llevaba a comer, a comprar, a divertirse en la bolera de El Puerto de Santa María, a las atracciones del Chiqui Park en Chiclana" y hasta en una ocasión llevó a uno de los menores a Eurodisney.

"Todo ello con la finalidad de darse satisfacción sexual con las actividades que conseguía compartir con los menores", indica la resolución judicial.

Así, uno de los menores comenzó a ensayar en la comparsa con no más de 11 años en la peña que presidía el ahora condenado. Allí se fue acercando a él "como si de un padre o un amigo se tratara". D.P. le invitaba a comer y le hacía regalos, tales como una playstation, hasta ganarse su confianza e invitarle a su casa a hacerse fotos desnudo para después abusar sexualmente de él.

También se ganó con regalos y comidas la confianza de otro menor de 10 años, al que también llevó a su domicilio.

La resolución judicial, de la que ha sido ponente la magistrada presidenta del tribunal de la Sección Cuarta María Isabel Domínguez, señala que al menos diez veces estuvieron los dos niños con el pederasta en su casa tomando imágenes pornográficas y realizando actos sexuales.

El pedófilo dejó de tener relaciones con una de las víctimas en 2014 porque el menor quiso dejar la comparsa y el director de la agrupación se enfadó. Con el otro chico siguió manteniéndolas hasta que éste cumplió 12 años, un tiempo en el que le daba dinero por realizar prácticas sexuales y, como regalo, lo llevó a Eurodisney.

En el verano de 2014 comenzaron los abusos sexuales con otros dos menores que frecuentaban la peña carnavalera, uno con 12 años y otro con 8.

A pesar de que el pedófilo intentó eliminar las fotos y vídeos de pornografía infantil que almacenaba en su ordenador y en su teléfono móvil, en el registro de su vivienda se encontró abundante material.

Entre otros documentos había 20 vídeos de pornografía infantil y un disco duro con 343 archivos de imágenes con menores desnudos y practicando relaciones sexuales con adultos.

La sentencia especifica que dos de los menores necesitan aún intervención psicológica especializada con carácter habitual para superar las secuelas derivadas de haber sufrido estos abusos.

La Fiscalía pedía una pena total de 62 años y dos meses de prisión, que finalmente ha sido rebajada a 34 años y diez meses de cárcel en el acto de conformidad.

Además de la condena de prisión y de la indemnización, la sentencia le impone a D.P. la prohibición de acercarse y comunicarse con las cuatro víctimas menores de edad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios