ocio

Artesanía, acróbatas y malabares

  • El Mercado Andalusí celebra 19 ediciones este fin de semana con todo tipo de actividades medievales

  • Habrá más de 50 puestos artesanos que se podrán visitar hasta mañana

Uno de los acróbatas en el Mercado Andalusí. Uno de los acróbatas en el Mercado Andalusí.

Uno de los acróbatas en el Mercado Andalusí. / Jesús marín bernet

Con el simbólico corte de cinta comenzó ayer el Mercado Andalusí en Cádiz que se podrá disfrutar hasta mañana en las calles del barrio del Pópulo y la Plaza de la Catedral. Este zoco medieval es una iniciativa que ha sido organizada por la Institución Ferial de la Diputación IFECA y en colaboración del Ayuntamiento de Cádiz.

El diputado provincial Jaime Armario, vicepresidente de Ifeca, y la concejal de Empleo, Consumo, Comercio y Turismo del Ayuntamiento, Laura Jiménez han asistido a la inauguración del mercado. Manuel Cárdenas, que fue subdirector general de Ifeca y promotor hace 19 años de este tipo de actividades de promoción turística, comercial y cultural, ha sido el encargado de cortar la cinta inaugural, un gesto con el que la Diputación ha querido homenajear a este técnico de la institución.

Al ser este uno de los fines de semana más esperados del verano en la capital de la provincia con la celebración del Trofeo Carranza, se presenta el Mercado Andalusí como una alternativa de ocio más para los vecinos y visitantes para que puedan disfrutar del ambiente que se crea en torno a estas calles y con actividades complementarias a la venta de productos artesanales en los 55 puestos que se han colocado.

Además, los artesanos de cada puesto contribuyen a crear un clima de época convertidos en actores. Los productos componen la escenografía y la venta se convierte en una actuación recreada para crear una actividad con vida y magia.

Unos de los talleres que atrae más a la curiosidad es el de caligrafía árabe por su belleza y armonía estética. Para los más atrevidos está el taller de henna, ese producto natural desde el cual enseñan a tatuar y maquillar sobre la piel de forma superficial. También hay un puesto de azulejos andalusíes, donde algunos monitores explican las técnicas de alicatados y azulejería que eran utilizadas en la época andalusí, para que los niños puedan apreciar los restos arqueológicos.

Para los más pequeños, el barco balancín, que tiene una capacidad para ocho niños. Y por supuesto, no podía faltar el espectáculo Fire Cage donde un acróbata bailará sobre una estructura de pole dance y ésta está prendida con grandes llamaradas de fuego. El mercado finalizará mañana a las 22.00 horas con el Baile Sufí, esa danza sagrada consistente en girar hasta llegar al trance, a la fusión con el todo.

Esta iniciativa también se considera como una oferta turística y de ocio, que inició la Diputación de Cádiz hace 19 años y que ofrece como escaparate de los mejores productos agroalimentarios, la artesanía y la recuperación de manifestaciones que recuerdan el pasado arábigo-andaluz de la provincia. Por otra parte, se cuenta con talleres que muestran técnicas artesanas, además de la instalación a pie de castillos y murallas o en entornos de especial significado histórico y cultural.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios