El temporal de viento y lluvia corta 30 carreteras andaluzas

  • Huelva fue la provincia que más sufrió ayer las inclemencias del tiempo · El desbordamiento del arroyo Calancha provocó inundaciones de lodo en Rociana

El temporal de lluvias y fuertes vientos que azota a la comunidad andaluza desde hace una semana no da tregua. Como consecuencia, al cierre de esta edición, una treintena de carreteras estaban cortadas en la comunidad. Las provincias más afectadas son Cádiz, Huelva y Sevilla. Además la línea férrea Huelva-Sevilla estuvo cortada durante buena parte de la mañana de ayer.

En la red principal de carreteras seguía cortada por lluvias, al cierre de esta edición la N-630 en Huelva, en ambos sentidos, a la altura de Santa Olalla de Cala. En la red secundaria, las lluvias caídas los últimos días siguen afectando a la provincia de Cádiz y se mantienen cortadas, en ambos sentidos, la CA-6101 en Bornos, la CA-4107 y la CA-3113 en Jerez de la Frontera, la CA-9101 en Olvera y la CA-9104 en Zahara.

En Sevilla estaban anoche cortadas por lluvias la A-8029 en Dos Hermanas, la SE-3410 en Gerena, la A-378 en Martín de la Jara y la A-8080 en Torre de la Reina y, por inundaciones, la A-378 en Osuna. También estaba cerrada la AL-4402 en Ohanes (Almería), y en Córdoba la A-3125 a su paso por Cañete.

Huelva fue la provincia donde se registraron ayer las inclemencias meteorológicas más intensas en Andalucía; quedaron cortadas al menos una decena de carreteras debido a desprendimientos de tierra y formación de balsas, que dificultan la circulación en la A-461, la N-435, la HU-5401, la HU-5401, la HU-5411, la A-5077, y la HU-4102. Además, por las lluvias quedaron cortadas la HU-6110 y la HU-7104, a su paso por las localidades de Aldea de Tejada y Cabezas Rubias, respectivamente.

Efectivos del Consorcio Provincial contra Incendios y Salvamento rescataban sobre las 11:00 de ayer a una persona que había quedado atrapada en el interior del vehículo en el que viajaba. Las lluvias inundaron el camino por el que circulaba, en la zona de Arrayán, que une la localidad de Hinojos con la aldea del Rocío, a la altura de un puente en el que se formó una balsa de agua que llegó a cubrir la totalidad de la rueda del vehículo. Bomberos procedentes del Parque Comarcal Condado Doñana, ubicado en Almonte, rescataron al herido en diez minutos y evitaron así que se agravase la situación.

El temporal provocó además importantes destrozos Zalamea, fundamentalmente en el Parque Pilar Viejo, en el polígono El Tejarejo y en el campo de fútbol.La lluvia causó un corrimiento de tierras que afectó a la carretera de Los Pocitos (que une el casco urbano con el Parque Pilar Viejo), al polígono industrial y a la finca de el Romerito. En el mismo lugar, numerosos árboles situados fueron arrancados, mientras que parte del muro de separación del parque con la carretera se desplomó sobre la vía.

En la localidad de Rociana se dejó sentir la fuerza del temporal por tercera vez en sólo quince días, en forma de una lengua de lodo y barro que formó el desborde del arroyo Calancha, que provocó la inundación de numerosos inmuebles. Comercios, viviendas particulares, talleres de automóviles, polveros e incluso almacenes de cámaras frigoríficas volvieron a ser el destino elegido por las aguas expulsadas del arroyo. Los vecinos pidieron al Ayuntamiento, ante la reiteración de etas incidencias que actúe de forma urgente para corregir nuevos desbordamientos, que achacan a la deficiente limpieza y estado del Calancha. Las angostas dimensiones del mismo a su paso por la carretera de Niebla y la maleza que acumula impidedirían la circulación de la aguas y serían la causa de la obstrucción del cauce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios