Un sospechoso es detenido por la muerte de una joven en Chiclana

  • La colaboración ciudadana resultó clave para el arresto del presunto asesino, de 24 años

La Guardia Civil detuvo ayer por la tarde al primer sospechoso del asesinato de Dolores Amaya, la joven conileña de 25 años que falleció el pasado 14 de febrero en un atraco a la tienda de colchones en la que trabajaba como dependienta. El presunto autor del crimen es un vecino de Chiclana de 24 años que responde a las iniciales J. M. J. S. y que cuenta con numerosos antecedentes por delitos de robo.

La detención fue posible gracias a la colaboración ciudadana, ya que en la mañana del viernes un ciudadano puso en conocimiento de la Guardia Civil que el presunto autor del atraco había sido visto en las proximidades de dicho negocio. Una vez reconocido, mediante mandamiento de entrada autorizado por la Autoridad Judicial, se llevó a cabo un registro domiciliario en la vivienda del detenido, donde se encontraron varias evidencias que lo relacionaban directamente con el homicidio de la empleada de la colchonería.

El detenido fue conducido durante la tarde al Cuartel de la Guardia Civil, donde agentes de la Policía Judicial de la Comandancia Provincial le tomaron declaración hasta entrada la noche. El arrestado pasó la noche en los calabozos.

Ésta es la primera detención que se produce tras la muerte de la joven hace diez días. Amaya falleció tras recibir una sola puñalada que resultó fatal porque le entró por debajo de la axila y le alcanzó el corazón, lo que hizo que falleciera en pocos minutos. Dolores Amaya se disponía a cerrar el establecimiento cuando entró el atracador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios