Los bandos de radicales vuelven a alterar los fastos de la Toma de Granada

  • Cruce de insultos entre partidarios y detractores de la polémica celebración en su 518 aniversario

Comentarios 5

El hombre podría tener más de 75 años y asistía sorprendido a lo que ocurría en la granadina Plaza del Carmen. "No puede ser que a estas alturas perduren estos odios entre los españoles", decía. De fondo sólo se podían escuchar gritos de una esquina a otra de la plaza del Ayuntamiento vociferados por grupos a favor del Día de la Toma de Granada y por grupos en contra de una fiesta que conmemora el 518 aniversario de la entrada de los Reyes Católicos en la ciudad. De nuevo la polémica se hizo un hueco.

En realidad, la gresca entre los partidarios y detractores a esta fiesta existe todos los 2 de enero, pero, este año, ha estado más caldeada. Las manifestaciones de plataformas y grupos anti-Toma desde hace unas semanas han vuelto a reavivar la controversia sobre la celebración del acto.

Así, entre los centenares de personas que se congregaban frente a la fachada del Ayuntamiento se encontraba un grupo de unos 30 detractores pertenecientes a colectivos como SOS Racismo, Jaleo o Nación Andaluza, entre otros, que portaban una pancarta en la que se podía leer: "No al fascismo, no a la Toma, no al Racismo".

A ellos se acercó rompiendo el protocolo Francisco Puentes, jefe del Mando de Adiestramiento y Doctrina (Madoc), que les dijo a los manifestantes contrarios a la Toma que los militares no son "fascistas". Enfrente, 50 partidarios radicales enarbolaban banderas de España y de la falange. El acto terminó sin incidentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios