Una bala perdida en un tiroteo mata a una joven madre en Málaga

  • Un hombre disparó varias veces a otro en el barrio marginal de La Palmilla cuando discutían por la compra-venta de un coche sobre el que pesa un embargo judicial

La tragedia se cebó ayer con una víctima inocente en la barriada marginal de La Palmilla de Málaga. Yolanda G.M., de 32 años y madre de dos hijos, murió ayer al alcanzarle una bala perdida en el cuello cuando regresaba de hacer la compra y se disponía a entrar en el portal de su casa. El proyectil, del calibre 45, fue disparado por un joven cuyo objetivo era otro hombre con el que estaba discutiendo por la compra-venta de un coche sobre el que pesaba un embargo judicial.

El presunto autor del disparo mortal, de unos 20 años, estaría identificado y pertenecería a un clan de la zona. Durante toda la jornada de ayer se mantuvo un fuerte dispositivo policial en el barrio para tratar de atraparlo. Los hechos ocurrieron sobre las 13:30 y rápidamente se presentaron en el lugar agentes del Grupo de Atracos y de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que se encontraban en las cercanías por otra investigación.

La zona fue rápidamente acordonada y, a los agentes iniciales, se sumaron más de la Policía Local y de la Policía Nacional dotados de chalecos antibalas. Los distintos accesos a la barriada fueron controlados, ya que se pensaba que el homicida y el otro implicado en la reyerta podrían no haberla abandonado. Hasta 15 furgones policiales se desplazaron al lugar. Los policías interceptaron a un joven pensando que pudiese estar implicado en los hechos, pero se encontraba comprando objetos robados, por lo que fue arrestado.

Las primeras pesquisas han descartado cualquier implicación de la joven fallecida en los hechos y han concluido que su muerte fue ocasionada por una bala perdida procedente del tiroteo en el que estaban implicados al menos estos dos jóvenes veinteañeros.

Los familiares protagonizaron escenas de dolor tras comunicársele por los agentes la noticia y la madre de la fallecida sufrió un desvanecimiento que obligó a su traslado al Hospital Civil.

El cuerpo de la víctima fue trasladado al hospital Clínico Universitario para ser sometido a un examen radiológico y se le extrajo la bala, del citado calibre, para su posterior análisis balístico por parte de la Policía Científica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios