Una mujer de 67 años muere degollada por su ex pareja en Jerez

  • La Policía detiene al presunto homicida, de 77 años, en la casa en la que se cometió el crimen · Una vecina encerró al hombre en la vivienda al oír los gritos de la víctima

Una mujer de 67 años, María Juana López López, fue asesinada brutalmente ayer presuntamente por su ex pareja en la misma vivienda donde vivía la fallecida, en la barriada del Pago de San José de Jerez de la Frontera (Cádiz). La Policía informó de que el presunto homicida, Francisco Gamero Atienza, de 77 años y vecino de Montellano (Sevilla), llegó sobre las 9:30 a la casa y allí la degolló "con un cuchillo de grandes dimensiones".

El presunto autor del crimen fue detenido en la misma vivienda, donde se entregó sin ofrecer ninguna resistencia a los agentes del 091, y en el mismo lugar fue recuperada el arma con el que se habría cometido la agresión. La investigación apunta a que el presunto homicida se desplazó en tren desde Sevilla a Jerez para trasladarse luego hasta la vivienda de María Juana. Una vez que la mujer, con la que mantuvo una relación de siete meses según sus allegados, le abrió la puerta, el presunto asesino le sesgó la yugular con un cuchillo, provocándole una "herida mortal de necesidad", añadió la Policía en un comunicado oficial. Posteriormente le destrozó la cara con una maceta, según ha podido conocer este medio. Cuando llegaron los efectivos sanitarios de la UVI móvil, sólo puedieron constatar que la mujer ya había fallecido a causa de la herida de arma blanca en el cuello.

Un vecino, alarmado por los gritos de la víctima, acudió a otra casa cercana porque su dueña tenía las llaves de la vivienda de María Juana. La mujer acudió a la vivienda para socorrerla y al llegar vio un charco de sangre, por lo que decidió cerrar la puerta con las llaves que portaba y y avisó a la Policía Nacional. Cuando llegaron los agentes vieron a la mujer moribunda, se pusieron en contacto con los servicios médicos y procedieron a la detención del presunto autor del crimen. También tuvieron que trasladarse hasta la zona agentes de la Policía Local por la alteración y el nerviosismo de los vecinos que se concentraron en las cercanías de la vivienda en la que tuvieron lugar los hechos.

La mujer puso fin a la relación que mantuvo en el pasado con el detenido y según informó la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, el arrestado la acosaba y la amenazó varias veces por teléfono, por lo que ella interpuso una denuncia formal contra él que culminó el pasado 25 de marzo en una orden de alejamiento dictada por el Juzgado de Instrucción número 2 de Jerez.

Un familiar de la víctima aseguró ayer que la mujer se desplazó hasta Montellano para cuidarle porque se había cortado las vendas "hace unos tres o cuatro días". Algunos vecinos de la barriada sospechan que ese hombre se autoinfligió las heridas para llamar la atención de la mujer al sentirse rechazado. El juzgado de guardia ha ordenado el secreto de sumario sobre el caso.

María López era viuda y tenía un hijo. Había trabajado como limpiadora del hospital del SAS en Jerez pero se había jubilado recientemente.

Conmocionada por lo sucedido, la alcaldesa de la localidad, Pilar Sánchez, que decretó tres días de luto oficial, expresó su condena "ante el despreciable asesinato" e hizo un llamamiento a "todos los hombres y mujeres de Jerez" para que se sumen a la concentración de repulsa que convocó para mañana lunes a la una de la tarde. "Todo atentado contra una mujer es una grave efrenta al conjunto de la sociedad, a los derechos humanos y a la dignidad de la persona, que son los valores fundamentales que todos debemos defender sin cuartel frente a las actitudes execrables de quienes cometen este tipo de actos de terrorismo machista", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios