Tensión en el aeropuerto de Granada al regresar un Spanair en pleno vuelo

  • Un fallo técnico en un avión que cubre la ruta entre la capital granadina y Barcelona obliga al retorno poco después del despegue · Los pasajeros se quejan de falta de información por parte de la compañía

Comentarios 7

Un avión de la compañía aérea Spanair que cubre la ruta Granada-Barcelona tuvo que regresar ayer al aeropuerto Federico García Lorca de la capital granadina después de que se detectara un problema de tipo técnico en pleno vuelo.

Todo empezó mal desde el inicio para los 158 pasajeros del vuelo JK661, con rumbo a la ciudad condal, ya que salieron con una hora de retraso y sin obtener la menor explicación a la demora, lamentaron los pasajeros. Sus familiares, mientras, se quedaron en las proximidades del aeropuerto para asegurarse de que el despegue se efectuaba sin incidencia. Rémoras del accidente de Barajas en el que han fallecido 154 personas.

Tras unos veinte minutos de vuelo, comenzaron las turbulencias, "mucho más revueltas de lo normal", comentó uno de los ocupantes del aparato, Antonio Jesús González, asiduo a la ruta por motivos profesionales. Segundos después, según el relato de los pasajeros, el comandante del avión informó a través de los altavoces de que, debido a un fallo técnico, el aparato tenía que volver al aeropuerto de Granada.

La confusión entonces se apoderó de los presentes, cada cual con su hipótesis del motivo que provocó el regreso. Para unos, como Rosario Valero, fue "el sistema de localización que falló". "La luz que se encendió en el ala izquierda del aparato es la prueba", apuntó. Para otros, fue algún tipo de avería del motor que impidió que el vuelo siguiera con normalidad y para los siguientes "el avión pareciá tirar anormalmente por un lado, como desequilibrado".

Los pasajeros del vuelo JK661 sólo se pusieron de acuerdo en la falta de información por parte de la compañía. "Después del accidente de la semana pasada, era previsible que la gente se pusiera nerviosa, incluso un par de chicas se pusieron histéricas", relató el viajero Manuel Folguera. Las declaraciones coincidían. "Se notó mucho miedo, al principio nadie hablaba, no se escuchaba nada, sólo el silencio, algunos que otros lloros y el avión que hacía un ruido desagradable, fuera de lo normal" añadió la pasajera Soledad Melguizo. Continuas llamadas a la tripulación, malestar y ansiedad en los pasajeros. Las azafatas repartían agua para ahuyentar el mal trago.

"Nos asustamos y no estuvimos tranquilos hasta que tocamos tierra firme", aseguró Hortensia Ribera, tan nerviosa que "ya no tenía nada que ver con lo de volver a Granada, sino de volver en buenas condiciones". Después de aterrizar en la pista del aeropuerto, Spanair ofreció a los 158 pasajerosla la opción de ser recolocados en otros vuelos, de distintas compañías y con destino a Madrid para conectar con Barcelona, o bien la devolución del importe del billete.

Entre los más afectados del pasaje, Ismael Cruz y Carmen Morales, que se quedarán con un recuerdo especialmente amargo del incidente. "Con toda esta historia, nos hemos perdido nuestro crucero de luna de miel y Spanair no nos hace ni caso, a ver qué solución se nos propone, pero de momento, nadie da la cara, sólo podemos poner una hoja de reclamación", lamentó Ismael, en su estreno en el aire. "Ahora, con el susto que hemos pasado, ya nos han quitado la ganas", continuó.

Desde el domingo, Spanair ha cancelado o interrumpido al menos cinco vuelos, incluido el de Granada, alegando problemas técnicos o "asuntos operacionales", que en ningún caso han llegado a precisarse. La compañía ha alegado problemas en la "rotación de la plantilla" en el caso de los dos vuelos cancelados ayer al mediodía que cubrían el trayecto Madrid-Asturias. Spanair también canceló el domingo otros dos vuelos cuya salida estaba prevista desde Barajas hacia Valencia y Palma de Mallorca. A todo ello se une que el domingo un MD-82 de la compañía tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios