Portugal 'aparca' la Alta Velocidad de Faro a Huelva

  • El Gobierno portugués aprueba hoy el inicio de las obras del AVE a Madrid · Griñán admite que los plazos de las obras públicas andaluzas se modificarán por la crisis

La construcción de la línea del tren AVE desde Faro, en el Algarve, hasta Huelva y, por tanto, a Sevilla no es una prioridad del Gobierno portugués. "Está en fase de estudio", afirmó ayer el ministro portugués de Obras Públicas, Antonio Mendonça, después de reunirse ayer en Lisboa con el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Para el país vecino, las líneas prioritarias son las de Lisboa a Madrid y la de su capital a Oporto. Para comprender este posicionamiento hay que considerar que la construcción de líneas de Alta Velocidad se ha convertido en Portugal en un asunto de enfrentamiento entre los dos partidos mayoritarios: el gobernante, socialista, el del primer ministro José Sócrates, que apoya el AVE, y los socialdemócratas (conservadores) que critican su excesivo gasto, aunque también influye en su postura cierto rebrote nacionalista expresado como un rechazo a la importante presencia española en este país. Fruto de estos desacuerdos, ha sido que el presidente de la República, el conservador Aníbal Cavaco Silva, autorizó contratar las obras del AVE de Lisboa a Madrid, aunque condicionado a un estudio de viabilidad económica. Sin embargo, el Gobierno luso, presidido por el socialista José Sócrates, autorizará hoy el inicio de las obras del mayor tramo, 168 kilómetros que van desde Poseidao hasta la frontera con España. Este AVE debe estar construido en el año 2013, aunque nadie da por segura esta fecha.

Para completar la polémica, el vicepresidente del Banco Central Europeo, Víctor Constancia, aseguró el jueves en Lisboa, durante la reunión de esta entidad, que el gasto en inversiones e infraestructuras debía recortarse para cumplir con el plan de austeridad. Constancia ha sido hasta 15 días el gobernador del Banco de Portugal y, además, socialista como Sócrates.

A pesar de ello, el resto de conexiones previstas entre Andalucía y Portugal siguen adelante. El primero, la finalización del puente entre la localidad onubense de Paymogo y San Marcos, próximo a su inauguración. Con este puente había un problema en la zona portuguesa que ya ha sido solucionado, según afirmó José Antonio Griñán tras su entrevista con el ministro de Obras Públicas. Está pendiente la otra conexión, la de Alcoutim con Sanlúcar del Guadiana, que es competencia del Ministerio de Fomento.

Lo que sí parece claro es que la conexión por AVE entre Faro y la provincia de Huelva carecerá de la importancia suficiente mientras no exista una línea de Alta Velocidad que recorra Portugal de norte a sur, en cuyo caso Andalucía estaría unida directamente con Lisboa. La línea del AVE de Sevilla a Huelva también se está viendo retrasada, y es más que posible que su construcción no finalice en el año 2013.

En el capítulo de infraestructuras, esta vez, con el punto de mira en las andaluzas, Griñán confirmó que los plazos de las obras públicas en la comunidad se modificarán por "motivos financieros", en referencia a las dificultades de financiación en los mercados a causa de la crisis.

Ya su consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, anunció estos atrasos, aunque la causa que esgrimió fue otra: el efecto de los temporales. "Lo importante en las obras públicas es que estén programadas, y el Plan de Infraestructuras y Transportes de Andalucía (Pista) sigue adelante, pero los plazos se modificarán", aseguró. "El cumplimiento de los plazos no son tan fáciles como en época de bonanza", sostuvo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios