Fernán núñez

Muere un trabajador y otro resulta herido en el trujal de una bodega

  • Las causas están poco claras, aunque la principal hipótesis de la investigación pasa por la asfixia provocada por una acumulación de gases de la uva fermentada

Comentarios 3

Un trabajador de 57 años falleció ayer y otro resultó herido en el interior del depósito de una bodega de Fernán Núñez. Los hechos ocurrieron sobre las 18:15 de ayer, en uno de los trujales principales -un estanque, generalmente de piedra, donde se elabora el vino- de la empresa Bodegas Marín, localizada a la altura de la calle La Luna de Fernán Núñez.

De momento, la investigación del suceso está siendo muy complicada y las causas que han motivado la desgracia no están claras. En principio, todo apunta a que se trata de un accidente laboral.

Lo único claro es que el fallecido -Carlos P. R.- estaba limpiando en el interior de un trujal de vino cuya entrada está a ras de suelo de la bodega. El depósito, de cinco metros de altura por cuatro metros de ancho y otros cuatro de largo, estaba vacío y en su interior tan sólo albergaba unos centímetros de agua. El fallecido fue hallado con botas de agua y una escoba, por lo que se sospecha que estaba limpiando el interior del trujal. Sin embargo, se desconoce el motivo por el que sufrió un desvanecimiento y murió. Lo que está descartado es que pudiera caer al interior del depósito de forma accidental, ya que la escalerilla de acceso estaba puesta.

Por contra, la investigación sospecha que el herido -F. M. R., de 65 años- sí que cayó al interior del depósito al intentar socorrer a la víctima. Al parecer, sufrió un golpe en la cabeza. El herido fue trasladado de urgencia hasta el hospital comarcal de Montilla, donde al cierre de esta edición permanecía ingresado en estado de shock y decía no recordar nada de lo sucedido. Fuentes hospitalarias aseguraron que sus heridas no presentan gravedad.

Hasta el lugar del suceso se trasladaron de urgencia los bomberos de Montilla, dos ambulancias del 061, Guardia Civil y Policía Local. El rescate del trabajador herido fue rápido y su evacuación al hospital inmediata. Mientras, se intentó reanimar al empleado muerto, pero sin éxito.

El trabajador fallecido había desarrollado toda su actividad laboral en la empresa Bodegas Marín, un negocio familiar de Fernán Núñez donde la víctima era considerado como uno más. El cadáver fue levantado sobre las 20:15 de ayer. El cuerpo ha sido trasladado hasta la sede del Instituto Anatómico Forense de Córdoba, donde se le practicará la autopsia que determinará las causas exactas de la muerte.

De momento, la investigación -coordinada por la Policía Judicial de la Guardia Civil- está abierta y no se descarta ninguna hipótesis. Una de ellas pasa por una intoxicación provocada por una inhalación de gases provenientes de la fermentación de uvas. La limpieza de los trujales es uno de los procesos más delicados del trabajo en una bodega, por la cantidad de gases que llegan a acumular.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios