Los padres de Mari Luz exigen que su caso se desvincule del de la británica Madeleine

  • La familia denuncia la distribución de unos carteles con imágenes de las dos niñas

Los padres de Mari Luz, la niña onubense que desapareció muy cerca de su casa en Huelva el pasado 13 de enero, no quieren que su caso se relacione con el de la pequeña británica desaparecida en el sur de Portugal el pasado verano. Según explicó ayer el padre, Juan José Cortés, "no creemos oportuno que se relacione una cosa con otra porque son dos casos distintos, dos países diferentes y dos vías de investigación dispares". El padre explicó que se van a poner en contacto con la Embajada del Reino Unido en España para que se utilicen los cauces oportunos y "se de una llamada de atención" al responsable de haber editado carteles con las fotos de las dos niñas juntas, acompañadas por los respectivos teléfonos de contacto y por las páginas webs que se han abierto.

Cortés aseguró que la familia "no ha dado permiso" para la edición de estos carteles, pues "no es una estrategia oportuna mezclar ambos casos y que Mari Luz tenga que tener relación con Madeleine". El padre fue más lejos para asegurar que recurrirá a abogados "por tomar la imagen de nuestra hija" para esta campaña, que según ha explicado, la prensa portuguesa especifica que saldría adelante mediante la aportación de 4.000 euros por parte de cada familia.

El padre recordó una vez más que siguen necesitando la ayuda ciudadana y colaboraciones económicas. La familia de la niña onubense tiene previsto desplazarse a Rumania, Portugal, Francia y Marruecos con el objetivo de repartir cartelería con la imagen de la pequeña, mientras que también intentarán mantener distintas reuniones con las embajadas de estos países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios