La Junta exprimirá el curso político con la aprobación de 15 medidas hasta el 9-M

  • "Trabajaremos hasta el último minuto", dice Zarrías · El decreto de golf, pendiente desde el año 2000, verá la luz en febrero

Comentarios 3

El 4 de marzo, a cinco días de la celebración de las elecciones, el Consejo de Gobierno de la Junta se reunirá por última vez antes de quedar en funciones y a la espera de la elección de un nuevo gabinete. Hasta esa fecha, la actividad de los consejeros y de sus respectivos equipos se mantendrá al ritmo habitual. "Vamos a trabajar hasta el último día, hasta el último minuto", aseguró ayer el número dos del Ejecutivo, Gaspar Zarrías, antes de anunciar ante los periodistas la aprobación de un paquete de quince medidas previas a los comicios.

La intención del Gobierno andaluz es apurar al máximo su mandato y alejar la idea de que hace dejación de funciones por motivos electorales. Como el movimiento se demuestra andando, entre las medidas previstas figuran un convenio con diversas entidades financieras para la financiación de proyectos empresariales de interés para la comunidad autónoma, la aprobación de un decreto por el que se habilitará suelo urbanizado para la construcción de VPO -de acuerdo al contenido del reciente Pacto por la Vivienda- y actuaciones para la mejora de los centros educativos y de la enseñanza, aunque también figuran otras tan esperadas como demandadas desde tiempo ha.

Éste es el caso del decreto que regulará la instalación de los campos de golf, pendiente de aprobación desde 2000 y cuya redacción final condicionará la construcción de alrededor de 300 de estos complejos, la mayor parte de los cuales incluye casas anejas a los campos.

El consejero de la Presidencia quiso ser cauto a este respecto y, tras asegurar que se llevará a cabo una ronda de consultas con los agentes sociales implicados antes de dar las últimas puntadas al texto, indicó que "no está descartada" la posibilidad de que los campos se vinculen a viviendas a condición de que estos espacios no se conviertan "en jardines con hoyos rodeados de casas". El decreto, subrayó, "irá más allá de la regulación de los campos de golf" y entrará en el ámbito de la ordenación territorial para evitar que una zona calificada como verde o como equipamiento deportivo acabe convirtiéndose por la fuerza de los hechos en una masa de cemento y ladrillos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios