'caso mari luz'

Juan José Cortés lamenta el "circo" creado en torno a la muerte de su hija

  • El padre de Mari Luz critica que después de dos años se puedan pedir nuevas pruebas.

Comentarios 1

Juan José Cortés, el padre de Mari Luz, ha lamentado este lunes el "circo" en el que se ha convertido el caso del asesinato de su hija con el cambio de procedimiento para que el juicio se celebre con jurado popular y ha pedido calma a la sociedad onubense. 

Cortés ha pedido que no se repitan altercados mientras declare el presunto asesino de su hija, Santiago del Valle, como los de marzo de 2008 y para que "no participen de un espectáculo que ciertas personas están provocando y que es lamentable, a raíz de un cambio de procedimiento que no aceptamos ni comprendemos". 

Asimismo, ha lamentado el trasiego de los presos "improcedente e irresponsable" y ha dicho que el dispositivo de seguridad en torno a la Audiencia es una medida "extrema y exagerada que conlleva un gasto innecesario para los ciudadanos". 

Cortés considera que el responsable de todo esto es el abogado de Rosa del Valle, Manuel Domínguez, que fue quien solicitó el cambio de procedimiento, al tiempo que ha cargado contra la Audiencia provincial por "permitir este espectáculo que incrementa el dolor de la familia, ya que nosotros solo queríamos que el procedimiento siguiera por sumario para que todo fuera más rápido y efectivo". 

También ha criticado el hecho de que después de dos años se puedan pedir nuevas pruebas y ha advertido: "no vamos a consentir -tal y como pide la defensa de Rosa del Valle- que se produzca una reconstrucción de los hechos porque es una barbaridad y sería la chispa que provocaría un polvorín en la barriada de El Torrejón", donde vivía la familia cuando murió la niña. 

El padre de Mari Luz se ha referido también a la exclusión de Isabel García, esposa de Santiago del Valle, del procedimiento, y la ha calificado de "aberración" pues considera que "debería de haber sido juzgada por los hechos aunque después no hubiera cumplido condena porque la ley no recoja su implicación como delito". 

Por último, ha expresado su confianza en que se amplíe el período de prisión provisional para los dos acusados, que concluye el mes que viene, y ha insistido en que la familia lo único que quiere es "que se celebre el juicio y que todo pase". 

La niña Mari Luz Cortés, de 5 años, desapareció el 13 de enero de 2008 en la capital onubense y su cuerpo apareció 54 días después flotando en la Ría de Huelva. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios