Indignación en Conil

  • La Guardia Civil investiga la vinculación entre un robo anterior y el suceso en el que perdió la vida de una joven dependienta

Comentarios 3

La Guardia Civil investiga el homicidio de Dolores Amaya Ramírez, la joven dependienta de una colchonería de Chiclana de la Frontera que fue asesinada en la noche del pasado jueves cuando cerraba la tienda.

El Instituto Armado sopesa una posible vinculación con un atraco que se produjo en un comercio cercano sólo unas horas antes, cuando un hombre, armado con un cuchillo y a cara descubierta, robó poco más de cien euros que había en la caja, según la propietaria del establecimiento. El atraco se baraja como el móvil más probable por las características del suceso, un hecho "aislado en una localidad tranquila como Chiclana", según el alcalde de la localidad, Ernesto Marín.

Mientras se busca al asesino, la muerte de la joven de 25 años ha conmocionado a su localidad natal, Conil de la Frontera. El Ayuntamiento ha pedido a los vecinos que muestren su solidaridad con la familia y su repulsa por el crimen con cinco minutos de silencio en una concentración a las 12.00 del próximo lunes.

Las banderas del Consistorio ondearán durante todo el fin de semana a media asta en señal de luto oficial.

El Ayuntamiento de Conil envió ayer una corona en señal de pésame. El propio alcalde, Antonio Roldán, trasladaba ayer sus condolencias a la familia y mostró la solidaridad de todo el pueblo.

"Nos sentimos consternados tras conocer una noticia como esta; es lamentable que sucedan cosas así. Pedimos que la Justicia actúe de forma rotunda y que la Policía investigue y detenga al autor sobre el que debe caer todo el peso de la ley. Que este crimen no quede impune", pidió Roldán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios